¿SIN IMPUNIDAD PRESIDENCIAL?

El Presidente constitucional de Argentina ha tenido impunidad durante demasiado tiempo, quizás por imaginarlo como  continuador del Rey de España.  Pero la experiencia enseña que tuvimos presidentes bandidos, tanto militares como civiles, y en 1994 a partir de la última reforma constitucional, el Presidente  Carlos Saúl  Menem  casi  implantó la impunidad administrativa. Constituyentes menemistas supongo inventaron y aprobaron  la figura del Jefe de Gabinete de Ministros, en un nuevo art. 100 de la Constitución, como el responsable  según flamante inciso 1 de “Ejercer la administración general del país”.  Ergo, si quien administra es el funcionario número dos en la escala jerárquica del Estado Nacional,  parecería que por la tradicional malversación de fondos públicos  que solo pueden existir porque el Jefe lo permite, a partir de entonces el Presidente queda apartado, y deben responder los Jefes de Gabinete. Una figura jurídica “inteligente” para países bananeros: el Jefe ordena, pero responde ante la ley su Jefe de Gabinete y funcionarios menores, porque el Presidente Argentino – igual supongo que al Rey de España,  nadie investiga, ni tampoco a su familia cercana. Pero algo no funcionó del todo bien para Menem, en vez de responsabilizar a sus primeros ministros, lo procesaron y condenaron penalmente por delitos, y pudo asumir porque la sentencia está apelada ante la Corte Suprema de Justicia, que no se expidió pese al tiempo transcurrido.  Obviamente, porque Menem tiene amigos es un motivo. Otro, que la nueva Constitución dice que maximo administrador es el Jefe de Gabinete, y el Presidente está protegido jurídicamente. A menos que la actual Corte Suprema de Justicia ¿Macrista? acepte fallar declarando que el art. 100 inc. primero de la Constitución Nacional es “inconstitucional”, fallo que implicaría  estrés  mental para  jueces y juristas del mundo civilizado. En el caso de Carlos Saúl Menem, entiendo que las ventas de armas a Croacia y otros lugares, fueron motivadas porque Argentina era en aquel momento el Aliado Extra Otan  en América del Sur, y que las armas en enormes cantidades se vendieron y embarcaron, además de ingresar a destino, porque los Estados Unidos de Norteamérica, socios mayoritarios de la NATO, lo pidieron.  Y Argentina tenía que acatar a la Otan, pero políticamente el Presidente no pudo en el juicio ni puede revelar al mundo  que Argentina vendió armas a pedido de USA por millones muchos de dólares, y hubo intermediarios que se quedaron con excesiva parte del botin, familiares conectados al Presidente de turno, es decir, Menem, que se habia hecho amigo personal del Presidente de la Unión y que entre el orden del primer mundo y el desorden del tercero, habia elegido con sensatez, al desprenderse de armamentos obsoletos  porque Argentina no haría  guerra a los países vecinos ni  intentaría recuperar Malvinas por la fuerza, algo prohibido por la disposición transitoria primera de nuestra Constitución Nacional actual. Ojo, con motivo de la tragedia del submarino, tanto los Estados Unidos como el Reino Unido nos brindaron ayuda de inmediato, incluso desde las Malvinas.

¿Seria delito hoy vender los viejos submarinos y buques militares que nos quedan, si hubieran en el mundo países compradores hoy? Macri  sabe que nuestro equipo bélico es obsoleto para naciones compradoras. Pero Macri habria comprado aviones de guerra a Francia, para reequipar a nuestra Fuerza Aérea militar,  que no veo para que la necesitamos. Si algún pais vecino atacarnos, que el Primer Mundo lo impediría. ¿Porque Macri compra aviones de guerra a Francia? ¿Porque Larreta, el Jefe de Gobierno Porteño, rompe veredas y las repavimenta en vez de ahorrar dinero que el Estado Argentino necesita para cosas urgentes? ¿Continúa el famoso diezmo que pagan las empresas constructores de aviones de guerra  o de veredas en las ciudades de Argentina?

Si quieres la paz, preparate para la guerra, era un viejo dicho. Hoy, la paz se consigue mejorando las relaciones con los países vecinos que no quieren expandirse. Para defendernos como bloque no sólo sudamericano sino también aliados con países tradicionales de vanguardia, comenzando por USA, el pais admirado por la enorme mayoria de los argentinos y usado como blanco de crítica por los kirchneristas y otros populistas bandidos equivocados.

 

 

 

 


A %d blogueros les gusta esto: