Endeudar al Estado Nacional ¿viejo cuento argenchino?


Votamos cada cuatro años para elegir – en teorìa – un Administrador sensato y honesto para Presidir la Administraciòn Publica. En la pràctica, somos engañados porque el electo nos endeuda demasiado ràpido, esto viene desde los orígenes de Argentina, los gobernantes se quedaban con una parte considerable del prèstamo, pero aplicaban la parte mayor para las obras necesarias para que progresara el pais. Nuestros Administradores eficaces entendieron que confianza en Argentina significaba respeto por los inversores, y eso permitiò en el curso de dos generaciones – 30 años – que empresas extranjeras invirtieran aquì para construir cosas importantes, comenzando por servicios públicos, y eso fue contagiando a algunos argentinos progresistas a invertir y tomar prestado dinero para desarrollar obras privadas. Las inversiones se documentaban en papeles privados llamados acciones, recuerdo haber visto algunas encuadradas como si fuesen fotos, que eran la constancia de que el titular habia invertido pesos argentinos para desarrollar caminos o empresas de otro tipo, constituyendo una actividad privada que mostraba que empresarios argentinos confiaban en el futuro. Igual sucedía en provincias con capacidad empresaria, como Entre rios, Santa Fe, Tucuman, Salta y algunas otras, ademas de Buenos Aires.
Hoy deberíamos preguntarnos ¿porque la actividad privada ya no construye obra publica en forma directa? Supongo porque muchas empresas privadas fueron estatizadas sin pagar el Estado lo suficiente a los propietarios. Y otras fueron innecesariamente expropiadas, tipo los ferrocarriles, porque era un negociado que el Estado pagara el triple de su valor, utilizando métodos mafiosos, uno en especial he oído: los ferrocarriles estaban a punto de pasar al Estado Nacional conforme al contrato con el inversor. Eran sociedades anónimas cuyas acciones estaban casi amortizadas y valían poco, y cotizaban en mercados bursátiles de distintos países asociados con el Imperio Británico, a precios de liquidaciòn porque el día del vencimiento contractual automáticamente las empresas ferroviarias pasaban a ser propiedad del Estado Argentino. Allí habrìa salido un sistema de estafar a Argentina y enriquecer a muy pocos, simplemente nacionalizando empresas ferroviarias, algo que servìa de propaganda nacionalista peronista, y pagando diez veces mas del valor real a los propietarios. Que se habían comprado los paquetes accionarios de varias empresas de ese tipo, y utilizaban a los Estudios de Abogados londinenses para negociar con el peronismo el justo valor. Así, Argentina enriquecìa a los nuevos accionistas, que eran argentinos “piolas” y Peròn se publicitaba como el genial Estadista que nacionalizaba empresas extranjeras, y las convertía en Argentinas. Por eso, los viejos ferrocarriles ingleses que funcionaban puntualmente porque sus propietarios estaban acostumbrados a tener que cumplir con sus contratos, pasaron a ser propiedad de un Estado ladròn, cuyos funcionarios estaban puestos a dedo por los ocultos bandidos argentinos que ya habían percibido el enorme precio que pago el Estado por una compra innecesaria, que enriqueció a demasiados bandidos. Esto explica porque un empresario exitoso peronista regalò a la fundacion Eva Peron un edificio entero, en agradecimiento por haber hecho un buen negocio. El inmueble luego paso al Estado y hoy alberga a un Ministerio Nacional, pero la historia puede ser cierta o falsa o peor aun, olvidada. Porque nada se investigò…

Posteriormente, con el mercado de capitales mundial, el negocio de los gobernantes mafiosos cambiò, alcanzaba con endeudar a Argentina por miles de millones de dolares, percibiendo los Presidentes de turno o sus ministros de Economía, un porcentaje cach en concepto de comisión por endeudar a un pais confiable a tasas altas de interés. Otra negociación oculta fue la estatización de una empresa eléctrica durante la época del gobierno militar, pagando el triple de lo que valía el Estado Argentino, sin que el delito se denunciara y los culpables fuesen denunciados. Por eso el Estado compra caro y mal, y vende barato y mal, tipo las tierras fiscales de la Provincia de Santa Cruz que eran adquiridas por el Gobernador y sus amigos a precio vil, y ayudaron a enriquecer a muy pocos.

Otros negocios mafiosos se hicieron con nuestra “Aerolínea de Bandera”, que jamas hacia balances serios, siempre perdiò dinero, compraba aviones malos pagando demasiado y permitiendo que viajaran gratis por el mundo los amigos de los gobernantes de turno. Existía una explicación nazionalista para el disparate de mantener a Aerolíneas Argentina en funcionamiento: generaba trabajo para los miembros retirados de la fuerza aérea, y se convirtiò en una forma de jubilar temprano con altos salarios a ex pilotos militares que no necesitábamos porque jamas tuvimos una guerra aérea defensiva, ya que ningún pais vecino nos atacaba. Excepto los britànicos, cuando nuestros bandidos militares nazionalistas decidieron recuperar nuestras Islas de noche y en forma sorpresiva, y la aventura fue aplaudida durante un par de meses, hasta que la triste realidad mostró que fuimos derrotados en Malvinas porque cometimos el error de iniciar una guerra contra la Otan, algo que costo demasiados millones de dolares, de los que nunca se rindió cuenta, y hoy tampoco se lo pide por parte del Presidente Macri, siendo que todavía viven funcionarios que dirigieron la economía nacional durante el conflicto del año 1982.

ENDEUDAMIENTOS PROVINCIALES NECESITAMOS

En un paìs Federal parece un disparate que muchas obras publicas deban hacerse con dinero nacional, siendo que su objetivo es beneficiar a las Provincias. Ese error permite que el Presidente endeude al Estado Argentino. Mejor serìa cada Gobernador provincial pida dinero prestado para obras públicas en su territorio, y se ocupe de administrar-controlar las obras provinciales, que siempre son escasas, porque los gobernadores dilapidan generalmente el dinero para volcarlo a sus propios bolsillos.¿Cuantos gobernadores provinciales pobres existen, y cuantos millonarios? Es injusto que provincias que tienen el mal tino de votar gobernadores bandidos deban ser mantenidas por el Estado Nacional. El dia en que las obras publicas no se hagan o se hagan mal, por parte de sus Gobernadores, los habitantes se darán cuenta de cuales son los mejores partidos politicos o funcionarios para designar, a fin de elevar el nivel cultura, económico y los servicios públicos que cada Provincia necesita. Caso vergonzoso es la Provincia de Santa Cruz, casi despoblada, con mucho petroleo que incluso fue “kirchnerizado” en forma criminal y hoy el Estado Provincial esta en quiebra, y para peor, desgobernado por la hermana de Néstor Kirchner en forma anticonstitucional, porque usaron la ley de lemas para elegirlas pese a estar prohibido por la constitución Provincial. Si se aplicara el sistema federal, Santa cruz debe vivir con sus propios recursos, al igual que las demás provincias. ¿Tendra Macri las agallas para federalizar el gasto publico obligando a que cada Provincia aumente los impuestos o consiga créditos para desarrollar las obras que necesitan? Mientras todas las obras publicas salgan del bolsillo del Estado Argentino, sera mas fácil robarlo, pero cuando el dinero surja de impuestos o empréstitos provinciales, las provincias bien administradas mejoraran mientras que las desadminisrradas repudiaran a sus desgobernantes y aprenderán a elegir bien. Con dos o tres periodos de Gobernadores, la gente advertirá que hay demasiados mal administradores provinciales millonarios con habitantes pobres. A esos hay que defenderlos con la Constitución y las leyes sensatas: cada Provincia tiene generalmente sistemas tripartitos de gobierno, es decir, Gobernador, legislatura y jueces propios, y con ese modelo exitoso, el pueblo puede ser educado tan solo comparando su propia provincia con las vecinas. Nunca se sabrá si San Luis es la provincia con mas gobernantes honestos o la que tienen gobernantes menos bandidos que el resto, pero los Rodríguez Saa parecen tener un sistema peronista que funciona, los habitantes no son muy ricos pero tampoco muy pobres, dicen que es el nivel máximo con el cual una teoría fascista equivocada como la que postula el peronismo precursor de que hay que ayudar siempre a los pobres, niños y jubilados, pero sus gobernantes primero se enriquecen y de su población no se acuerdan, salvo cuando hay elecciones.

¿MACRI CREE DEMASIADO EN EL ENDEUDAMIENTO NACIONAL Y POCO EN EL FEDERAL?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: