La economía oculta el desastre nacional – La botella al mar


Buenos Aires
26 de Septiembre del año 2016 – 1420

EL ARBOL DE LA ECONOMÍA NO DEJA VER EL BOSQUE DEL DESASTRE NACIONAL

Macri no gobierna. Se dedica a promocionarse políticamente en una forma torpe y contraproducente. No se da cuenta, porque no tiene la estatura moral ni intelectual para eso, de que la mejor propaganda política que podría hacer de sí mismo, sería gobernar con justicia, eficiencia y laboriosidad. Las esperanzas de los que lo votaron en el 2015 pensando que con eso acabaríamos con el kirchnerismo nefasto, están siendo frustradas.

Macri ha delegado toda la responsabilidad del gobierno en sus ministros, todos ellos demagogos irresponsables, cuyo norte parecería ser diferenciarse lo menos posible del kirchnerismo pero con un aire “canchero” de “elegante sport”, lo cual los hace especialmente desagradables. Macri usa el mismo estilo y parece creer que con eso se ganará la simpatía de las clases humildes, cuando es notorio que no lo consigue ni lo conseguirá.

Por ejemplo, dicen los diarios (cosa que dudo, porque Macri es muy perezoso) que todo este fin de semana se dedicó, él y sus ministros más la “nena” que funge de gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, su constante ladera en todas las ocasiones, a tocar timbres en distintos pueblos. Suponiendo que fuera verdad que usó las 48 horas para hacer eso, ¿cuántos timbres pudieron tocar y de esos, en cuántas casas había quien los atendiera o quisiera atenderlos?

Es increíble la cantidad de estupideces que la gente “se traga” sólo porque “lo dice el diario”. En realidad, a Macri no le interesa responder esa pregunta ni espera ganar la elección del 2017 con esa politiquería de cartón pintado. Él sabe que si a la secta neo-marxista que lo puso en el poder en el 2015 le conviene que gane, se ocuparán, fraude electrónico mediante, en hacérsela ganar, haga lo que haga. Ya he dicho “ad nauseam” en este periódico que la Sra. Vidal NO PUDO JAMÁS haber ganado la elección de la Provincia de Buenos Aires contra el aparato peronista, ni siquiera contra un rufián como Aníbal Fernandez, porque la mayoría de los votantes de esa Provincia son peronistas y a éstos les encantan los rufianes como Fernandez. ¿No son acaso adoradores de Perón que, como rufián, era una especie de “super-fernandez”? Luego, la secta mencionada la hizo “ganar” con el fraude electrónico porque era la única manera de hacer verosímil un triunfo de Macri para la presidencia

Y ahora estamos en medio de la nada o, mejor dicho, viviendo una ficción venenosa aceptada hasta por los “buenos”. Casi todos creen el actual “relato” de los macristas que se parece mucho al relato de los K., pero con acento de barrio norte. Y sin embargo, es tan falso y malévolo como aquel otro y hasta diría que peor, porque ya no existe ni siquiera aquella quimera de que había un reemplazo para mejorar las cosas en la cual muchos creían mirando a Macri. Ahora está el “salvador de la Patria” en el poder y ha quedado claro -por lo menos para mí- que es un patán irresponsable que nos hundirá todavía más que antes.

Hay una falsedad primera en este drama y es creer que el mal del país es principalmente económico. No es verdad: el cáncer nacional es la casi total desaparición del Estado de Derecho. No hay una Autoridad en manos de estadistas sino de trepadores del Colegio Newman y del peronismo vergonzante, que desprecian a sus conciudadanos con total desparpajo. A los que son de mejor condición social, pero honestos, que no buscan “acomodos” ni piden favores, los pasan por arriba “como alambre caído”. A los de clases más humildes (y a los “trepadores” de todas las clases), los sobornan con subsidios que pagan los que tienen algo pero cada vez tienen menos.

Según una gacetilla que difundió el ANSES, este gobierno ha agregado 1.400.000 chicos más a la lista de los que reciben esos regalos de lo ajeno. También informa el ANSES que “en Diciembre del 2015, 7.300.000 personas eran beneficiarias de algún tipo de asignación…En Junio del 2016, el número de beneficiarios aumentó a 8.700.000.” Y no sólo eso sino que ahora pueden gozar de estos sobornos “las familias con ingresos mensuales inferiores a $60.000…cuando antes el límite era de $30.000..:” (“La Nación”, 26/9/2016, pag. 9).

¿Qué más hace falta para probar que Macri es un demagogo más, que, como una especie de Robin Hood actualizado, le roba a los que tienen un poco, mediante impuestos fabulosos, para sobornar a los que tienen menos…¿Los que “tiene menos”? ¡Qué ironía! Un sueldo de $60.000 no es el de un pobre que necesite auxilio del Estado ¡y cuántos habrá de esos que con los impuestos que pagan, pierden más que lo que recibirían si quisieran humillarse hasta el extremo de entregarse a un “puntero político” para recibir algún subsidio de los que Macri reparte a manos llenas! Porque esa es la realidad: esos “regalos” sólo se les entregan a quienes se someten a algún “puntero político” de los que tienen a su cargo ser los Papa Noel de los fondos que rapiñan a los sufridos contribuyentes.

¿Alguien será tan ingenuo cómo para creer que los “punteros” del PRO son mejores que los del peronismo? ¡De ninguna manera! Son peores, porque además de ser peronistas (como que el PRO fue fundado y está integrado por una gran mayoría de peronistas, empezando por Macri que ya dijo hace un tiempo: “cada día soy más peronista”), tienen todo el celo frenético del iniciado en las delicias del poder y no quieren perderlo, ni dejar de ganar con él.

Acabo de oír una entrevista de prensa del economista José Luis Espert mostrando que este gobierno ha amentado irresponsablemente el deficit fiscal hasta un 8% del Producto Bruto (PBI). En el 2013 el PBI era de 609 mil millones de dólares. El deficit heredado de los kirchner era de un 7% de eso, o sea, de cuarenta y dos mil millones de dólares. Macri-Prat Gay han cometido la locura de aumentar ese deficit en seis mil millones de dólares en los primeros meses de gobierno. Y todavía aumentará porque han prometido obras públicas por cientos de miles de millones sin decir de donde los sacarán.

Por lo tanto, las causas de la inflación -por más que digan que ésta baja- se están exacerbando y no paliando. ¿Cómo pagarán ese deficit? ¡Con más endeudamiento externo! La semana pasada Prat Gay anunció que tomará nuevos préstamos externos aproximadamente por 16.000 millones de dólares. O sea, como ya dije varias veces en este periódico, estamos en el mismo plan económico de Martinez de Hoz y de Cavallo, es decir, vamos a un nuevo “default” y probablemente a un nuevo repudio de la deuda, como el de Dubai en el 2005… ¿Con eso creen que la argentina de “reinsertará en el mundo”? En el mundo del hampa, puede ser, pero no en el de los países serios.

Y los impuestos no han bajado. Ni siquiera aplicaron la prometida reducción del 5% a las retenciones a la exportación de la soja. Dicho sea de paso, el famoso “blanqueo” impositivo es una “trampa-caza-bobos” tan notoria que no me extrañaría que no les saliera como dicen creer que saldrá

¿Cómo creen que algún inversor genuino en su sano juicio invertirá en un país que está gobernado con semejante frivolidad? Y eso no es todo lo que puede disuadir al más aventurado de los inversores. Hay mucho más y sobre eso, muy pocos hablan. Espert, por ejemplo, no dijo ni una palabra. Me refiero a la inexistencia de un Poder Judicial justo, independiente, honesto, decidido y capaz. Sin eso, no existe el Derecho y sin Derecho no hay garantía alguna de que las libertades, las propiedades y los contratos serán respetados, ni de que se podrá obtener amparo contra las arbitrariedades del Estado.

Los jueces actuales, incluyendo a los de la Corte Suprema, son casi todos creación del kirchnerismo, que jamás nombraba sino a sus incondicionales. Además de eso, la secta neo comunista que nos tiraniza desde el 2003 (probablemente el CELS, dirigido por Verbitzky) tuvo otra “gran idea” para someter al Poder Judicial, inclusive a los jueces más antiguos: les aumentó los sueldos de una manera exorbitante. Según referencias que considero fidedignas, un juez de primera instancia gana hoy alrededor de $200.000 mensuales y no paga impuestos. ¿Cuánto ganará un juez de la Corte Suprema? El que paga esos sueldos es el Tesoro y el Tesoro lo maneja el Poder ejecutivo, luego los jueces lo pensarán dos veces antes de fallar contra el Estado y después de pensarlo…fallarán inexorablemente en favor de su “patrón”, desamparando a las personas particulares.

La prueba mortífera de esa sumisión la tenemos en la continuada “política de derechos humanos”, como la llamó el prevaricador Presidente de la Corte Suprema Lorenzetti. Hay casi 2.000 secuestrados políticos esperando la muerte (ya han muerto 367 y 37 desde que Macri asumió) como consecuencia de actos judiciales absoluta y obscenamente nulos, que Macri mantiene a pesar de haber prometido en su campaña “acabar con el *curro* de los derechos humanos”. Sin embargo, podría desbaratarla con un simple decreto de indulto de todos los secuestrados. Si esa promesa no vale nada, a pesar de que se trata de casos de vida o muerte, ¿qué puede esperar un inversor extranjero de las “promesas” obsecuentes de un Macri sin honor y sin palabra?

La legislación y el fuero laboral argentinos, sumados a la prepotencia de los dirigentes gremiales, convierte la contratación de personal para una empresa en una verdadera ruleta rusa que en vez de tener una sola bala en el tambor del revolver tiene insertas todas las balas. No hay cómo conservar la dirección y el control empresario. Macri ha dejado todo eso tal cual viene del peronismo y del kircherismo. También sigue, como si tal cosa, el caos social resultante de los “piquetes” continuos y las amenazas de huelgas súbitas y destructivas.

Porque no consideran todo el panorama que acabo de describir a vuelo de pájaro, los diarios y hasta hombres inteligentes como Espert, dicen que habrá una recuperación en el 2017, pero que probablemente no se mantendrá. Si no se mantiene, ¿qué significa “recuperarse”? “Corto me lo fiáis”, podríamos decir parafraseando a Don Juan Tenorio, pero al revés del original.

Lo que pasa es que todos están mintiendo y lo que es peor, mintiéndose a sí mismos, porque si miraran la realidad de frente y con coraje, tendrían que abandonar su fiesta a bordo del “Titanic” y dedicarse seriamente a crear una nueva clase dirigente política que substituya a la “dirigencia” corrupta e inepta que ahora nos dirige, incluído Macri y su “maffia” gubernativa. Tiene que haber argentinos de bien, pero tan aislados, tan desoídos, tan poco apreciados, que no pueden jamás constituir esa nueva clase. Sin ciudadanos que comprendan la necesidad vital de esa operación política, no puede haber nunca buenos dirigentes.

Cosme Beccar Varela

e-mail: correo@labotellaalmar.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: