ESTADISTA ¿tenemos? lo NECESITAMOS


La discusiòn sobre el precio del gas y la electricidad confirma que necesitamos Estadistas en forma urgente. El Kirchnerismo destruyò la energìa, y el actual Gobierno carece de recursos para seguir subvencionando gas y electricidad. Macri reacciona tarde, supongo no creìa en serio que alcanzarìa la Presidencia, y no logrò armar un equipo ministerial coherente. Pero sentido comùh no le falta: sabe que gas y electricidad son hoy bienes escasos, y nuestro empobrecido paìs no puede seguir subvencionarlos a precios groseramente demagógicos como durante los años Kirchners. Pero la reacciòn de los medios populistas exigiendo bajas, como se hacia durante el peronismo, ha motivado un rumbo populista macrista, que intenta subvencionar a un 30% mas pobre y dejar que el resto pague el precio que gas y electricidad cuestan realmente. Esto indica una medida que podemos llamar populista bienintencionada, porque el Estado cobrara mas impuestos a otros para compensar la subvenciòn. Ergo, seguir subvencionando gas y electricidad no es bueno, pero políticamente sirve para perder menos votos, ya que mayoría de votantes aplaude cuando el Estado Benefactor aumenta salarios y beneficios y se queja y llora cuando los impuestos inevitablemente deben aumentarse, o se recurre a mayor endeudamiento publico para financiarlo. Entre Peròn y el Papa Bergoglio la cultura la igualdad económica ha triunfado, pero a costa de que Argentina se convierta en país socialista inoperante, y lo seguirà siendo, a menos que apliquemos reglas de juego parecidas a las de los países exitosos. Ejemplo: al tener que enfrentar a Alemania nazi, el Reino Unido priorizò su libertad y dignidad, y Winston Churchill solo pudo ofrecer SANGRE, SUDOR Y LAGRIMAS. Macri no lo imitó, es menos Estadista que Churchill, aunque demostrò que el PRO es mejor que el PERONISMO, cuando fue elegido Presidente.

Es sensato gastar menos gas y electricidad cuando la economìa argentina esta deprimida y necesitamos ahorrar. Perón, siendo nazi fascista no sanguinario, alentaba el ahorro cuando yo era chico, pero igualmente su populismo le hizo gastar demasiado, robaron excesivamente, y fracasò porque nos dejo dos ve4ces un país empobrecido por el dirigismo estatal insensato, propio de los países nazis y fascistas, modelos atrasados que pierden siempre contra el libre mercado, especialmente en el siglo XXI cuando las guerras son mas económicas que bélicas. Los peronistas no cambian: Sergio Massa supone que siempre hay que ayudar a los pobres en todos los aspectos, y supongo sabe que criticar a Macri por los precios del gas y la electricidad atrae votos, mientras que aplaudir subas de precios para actualizarlos al costo implica rechazo de la mayoría de votantes. Quizás los argentinos estemos cambiando al votar, y las generaciones jóvenes saben que las cosas no son gratis, y que hay que trabajar duro para tener mejor nivel de vida, porque el Estado Benefactor fracasa en todos lados.

Una pena que Macri afloje respecto del gas y la electricidad. Una Corte Suprema sensata supongo hubiese dicho que no puede interferir con el Poder Ejecutivo cuando se trata de administrar sensatamente al país, tal como implica permitir que los servicios públicos se cobren al costo, sin subvenciòn. Regalar dinero publico para ganar votos es lo que hicieron desde el Poder los Kirchners y otros presidentes populistas fracasados. Aranguren el ministro de energía es sensato, algún esfuerzo NO BÉLICO el pueblo argentino puede aguantar sin necesidad de demagogia populista en los precios. Los inversores extranjeros no invierten en países populistas, porque saben que los gobernantes de países populistas se enriquecen e invierten fortunas mal habidas en el extranjero y a veces descaradamente en el propio país, a la vista de todos, o en monasterios peronistas.

VERDADERA CAUSA DE FALTA DE ENERGÍA

Las leyes laborales argentinas castigan al empleador, con impuestos y aportes jubilatorios que terminan siendo robados por el Estado ladròn, y la consecuencia es desempleo creciente y falta de producción y energía. La Energía Laboral de los desocupados es pura perdida. Si legislaciones novedosas sensatas alentaran que la mitad de los desempleados consiguieran trabajo productivo SIN aportes sindicales, el producto bruto nacional aumentarìa. Si mantenemos leyes laborales que asustan y perjudican a los empleadores, el desempleo crecerà y seguiremos un curso equivocado estilo venezuela hoy, cuando se pretende que el Estado ayude al pueblo, y fracasan porque los pocos desgobernantes roban lo que pueden sabiendo que poco tiempo les queda al frente del desgobierno Bolivariano.

Las leyes laborales deberían ser provinciales, que cada Gobernador compita con los restantes para atraer inversores y empleadores, asì la poblaciòn trabaja productivamente. Si la mitad de los gobernadores dictaran leyes sensatas laborales, la economìa cambiarìa para bien. Eso entiendo sucede en USA, el país por esencia exitoso al cual la gente quiere emigrar para procurarse el bienestar ( lo garantiza la Constitución norteamericana, a diferencia de la nuestra que promete demasiado y no puede cumplir).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: