Carta de Juan Navarlatz


ARGENTINA SALVAJIZADA

Sr. Director:

Aprovecho el espacio de su blog para presentar un tema de debate político a partir de la reflexión de un hecho personal, o mejor dicho,  de una anécdota.

Todos nosotros individualmente considerados somos conscientes –o deberíamos estarlo—de nuestras extravagancias. Algunas de ellas son calificadas como rarezas por esos seres impiadosos que siempre nos rodean a corta distancia. Pero en la enorme mayoría de los casos, desestimamos las críticas ajenas enarbolando el casi sagrado derecho a ser diferentes. Nos decimos con firmeza a nosotros mismos que una vida sin caprichos ni fantasías es una vida chata, sin la altura propia del genio.

Ver la entrada original 503 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: