DRAMA INFLACIONARIO DE ECONOMISTAS


La inflación argentina no pudo ser solucionada desde el primer gobierno peronista en 1946 hasta hoy, porque los economistas la aman o ignoran como terminarla. Sospecho ni siquiera Cavallo entendió que la convertibilidad fue una medida inventada a pedido de Carlos Menem por Steve H. Hanke del Cato Institute, que creaba un mecanismo estabilizador sensato, en la medida que el gobierno argentino desacostumbrada a la estabilidad del papel moneda nacional tuviese gente capacitada, pero no la tuvimos. Parece increíble, pero así fue, esto ya se dijo antes desde este blog pero insisto. El problema puede explicarse a partir de que para que el papel moneda de cualquier país sea estable, es preciso una ley que diga como se mide la estabilidad. Ejemplo: para mantener una medida estable, digamos el peso de cada persona, es preciso utilizar una balanza. Mi peso de adulto a oscilado entre 78 y 93 kilos, aunque hace años no lo mido, y supongo baje a cerca de 80 actualmente, debido mis 77 años.
Como interesa es INESTABILIDAD del papel moneda argentino, Menem intentó estabilizarlo y recibió la receta CONVERTIBILIDAD, la puso en marcha su Ministro Cavallo, y en seis meses terminó con la falta de estabilidad del peso RESPECTO DEL DOLAR NORTEAMERICANO. Se calculaba que manteniendo el uno a uno con el dólar, por arte de magia la economía argentina dispondría de moneda estable. IGNORANCIA de gobernantes, economistas y argentinos en general, incluyéndome. Hoy, comprendo que el peronismo AMA LA INFLACIÓN porque permite engañar a la gente, como hizo Perón. Porque a medida que la inflación deterioraba el valor del peso argentino respecto a alguna moneda estable, tipo el dólar, el autoritario General Perón disponía aumentar los sueldos, y la gente mayoritariamente lo votaba y lo reelegía, incluso reformando la constitución en 1949. El vulgo creíamos que recibir mas pesos era un progreso. Y que el aguinaldo fue regalo de Perón a todos los empleados del país de un sueldo anual (que lo pagaban los empleadores privados o el gobierno Nacional, nunca el propio Presidente). Por eso, para evitar la Estabilidad, y para Duhalde perdedor electoralmente al competir contra Fernando de la Rúa, para suceder a Carlos Menem, el que habia logrado inflación CERO respecto del dolar (no del oro u otros valores tradicionales tipo cereales, especialmente el trigo, que según explica Adam Smith en La Riqueza de las Naciones, en el largo plazo es mucho mas estable que la moneda metálica o libra esterlina británica. Un préstamo a largo plazo – cincuenta o mas años – en medido en trigo, representaba muchísimo mas que si se hubiera pactado en libras esterlinas consistentes en metal plata, la unidad monetaria convertible británica antigua.
En Argentina la convertibilidad provocó un efecto que el Gobierno no entendió, supongo Cavallo tampoco, y yo menos: el sistema bancario argentino esta controlado por el Banco Central, un invento de economistas ingleses para ayudarnos a arreglar la economía castigada por la crisis económica de los años 1929/30, cuando el precio del ORO subió aceleradamente y eso provocó desastres económicos en casi todos los paises importantes, incluyendo Argentina que estaba bien organizada, porque el peronismo no había aun surgido.
Un ejemplo de que nuestros economistas no entienden la convertibilidad, o simulan no entenderla, es que Lopez Murphy durante su semana o dos como Ministro de Economía de de la Rúa, comprendió que la economía había fracasado desde la convertibilidad por la simple razón que nuestro sistema bancario supuestamente controlado por el Banco Central, cargaba tasas de interés del 18 o mas por ciento anual, sobre un capital prestado en dolares o pesos convertibles a dolar, que era igual. Pero la tasa de interés del mercado del dolar en Estados Unidos
era varias veces menor, no recuerdo, pero dudo superara el 7% anual. Lopez Murphy, aplicando el sentido común, comprendió que si durante casi nueve años la tasa de interés argentina triplicaba anualmente a la norteamericana, algo raro había. Culpa de los economistas o Presidentes mal asesorados por ministros de economía anteriores, demasiado bestias o bandidos..
Y como por ley de convertibilidad, el Banco Central no podía emitir pesos convertibles si no entraba un dolar real en deposito con el central por cada peso convertible a emitir, el honesto, capaz y millonario Lopez Murphy para intentar salir de la crisis de empobrecimiento del Estado Argentino hoy ladrón, decidió que había que reducir un 13 por ciento lo que percibían los jubilados. Obviamente, los economistas ansiosos por reemplazarlo pusieron el grito en el cielo, y el Ministro honesto fue despedido o renunció, ignoro. Y eso fue aprovechado en poco tiempo por el generador de la hiperinflación=hipercorrupción, el ex Presidente Alfonsín durante cuyo gobierno demasiados bandidos se enriquecieron desde el poder, provocando algo que considero traición a la patria: apoyó un golpe de Estado para expulsar al Presidente F. de la Rúa, y designar a Duhalde en su reemplazo, cambiando la ley de acefalía. Alfonsin era limitado como político del ala izquierda radical, tuvimos la desgracia de que Albino muriera un par de años antes de perder la guerra en Malvinas, de lo contrario él hubiera sido Presidente honesto, algo que el destino impidió. Si Balbin hubiese sido presidente, su gobierno honesto no izquierdista hubiera permitido que el radicalismo hubiese mantenido el Poder, que Menem hubiese perdido contra un candidato radical honesto. Pero Alfonsín fue tan inútil hiperiflacionista presidente – todavía nadie investigó el aspecto económico de su gestión, prefieren los peronistas endiosarlo porque murió, pero fue mucho peor de lo que hoy se comenta, y ciertamente populista y engañador, cuyo desgobierno hiperinflacionario lo forzó a implorar a Menem electo anticipara ser Presidente seis meses antes, porque supongo estaba destruido por habernos engañado y empobrecido durante cinco años. Y Menem resulto mucho mejor presidente que Alfonsín, nos dio estabilidad respecto al dolar, pero sus ministros de economía no supieron controlar al banco central para que la tasa de interés fuese sustancialmente menor, digamos maximo tres puntos anuales por encima de la tasa libor, para que los banqueros ganaran menos y los créditos a largo y mediano plazo funcionaran bien.

EL DESASTRE CONTINUA CON MACRI

El drama argentino comienza por carecer de un un papel moneda estable, y que el dinero metálico quedó obsoleto. Y continúa cuando los nuevos Presidentes no lo advierten, y olvidan que es función del Congreso crear moneda seria, y del Banco Central preservar el valor de la moneda. Con un Jefe de Estado inútil y sin un elemento estable para intercambiar civilizadamente bienes y servicios dentro del país, ESTAMOS PERDIDOS.
Recordemos que durante el ROBO DUHALDISTA, que se apropió ilícitamente de las reservas en dolares del Banco central, que pertenecían por ley a los dueños de los pesos convertibles, y no al Estado, resurgió sorprendentemente el TRUEQUE, como forma de intercambiar bienes y servicios sin dinero, algo que solo existe en países aun mas salvajizados que nuestra peronista Argentina. Supuse Macri gobernaría como Presidente sensato y una de sus primeras medidas sería reinventar una moneda confiable para uso interno, pero se nota que la inflación le importa menos que a la mayoría, pese a sus promesas de terminarla.
CONFIESO que en el balotaje lo voté a Macri, para que el peronismo ladrón no siguiera robando y desgobernando. Comprendo que un Presidente millonario tenga cuentas off shore, porque en vista de los robos del Estado a los argentinos, todos deberíamos tener nuestro dinero depositado afuera del país. Si se quiere un Banco serio extranjero, usemos el banco República de Uruguay, para colocar allí nuestro dinero, hasta que Macri consulte con Steve H. Hanke, en el Cato Institute, como tener moneda estable y al mismo tiempo un sistema financiero que no cargue tasas usurarias a los que necesitan crédito.
Si Macri no quiere que la moneda seria aparezca, estamos en el horno, porque tendremos inflación por falta de ahorro sensato mensurable en moneda confiable argentina.
Un papel moneda serio es indispensable para ser país civilizado. Lo perdimos con el perinismo, y desde entonces estamos SALVAJIZADOS por nuestros desgobernantes. Recordemos en Babel la civilización colapsó cuando sus habitantes perdieron el don de lenguas o capacidad de entender lo que los otros decían. Y no tener moneda en el tercer milenio muestra que nuestros gobernantes son salvajes, atrasados e investigados quizás, si la Justicia hubiera cambiado. Pero hoy es facil investar kirchneristtas, resulta dificil investigar gente de un partido político nuevo incondicional a Macri, su dueño y fundador, que seguramente no tendrá competidores si como suponemos, quiere seguir como Presidente después de 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: