Alentar empleadores privados———————————————————————————————————-


Leyes buenas alientan trabajo, leyes malas lo desalientan. ¿Alguien crearía empresas productivas privadas en Venezuela sin seguridad jurídica sensata? EXPROPIESE era la forma en que Chavez se apoderaba de empresas de enemigos políticos, y fracasó. Pero quien quedó en forma sospechosa como Presidente parece menos capaz que Cha vez, y ninguno parece haber hecho progresar a su país. En la región hay otros países mas sensatos, pero la diferencia con el sistema norteamericano genera resentimiento antiyanqui, porque no aceptar publicamente que USA es un país que lidera el mundo significa intentar engañar a los pueblos que no tienen educación suficiente para atraer inversores, o les falta seguridad juridica para ellos. Resultado es que casi nadie quiere invertir en Cuba o Venezuela, hasta que los gobernantes cambien. En estos países socialistoides comunistoides resentidos falta trabajo, porque no hay suficientes empleadores-inversores o porque sobran desocupados desorganizados que no consiguen insertarse en la actividad productiva privada por falta de capacidad creativa o porque los inversores no aparecen en cantidad suficiente, sabiendo que sus empresas nuevas podrían ser incautadas por gobernantes autoritarios y bandidos.

Si hay gente pobre que desea trabajar y su Gobierno lo entiende, intenta cautivar eventuales inversores extranjeros o nacionales, legislando en forma tal que las nuevas empresas se sientan seguras desde el punto de vista jurídico. En Argentina vemos que los congresistas kirchneristas y peronistas, unidos a los izquierdistas, intentan que leyes demagógicas que impiden despedir a los trabajadores son fáciles de aprobar, si suficientes legisladores bandidos en el Senado y la Cámara de Diputados logran sacar una ley que sobreprotege a los trabajadores pero asusta y desalienta a los nuevos inversores, e incluso a los actuales. El candidato Sergio Massa, en su avidez por proyectarse para sucesor de Macri como Presidente para 2019/23 en forma peligrosa muestra que es capaz de apoyar prohibiciones de despedir empleados a las empresas, por seis meses mínimo. Prohibir despedir por ley es torpe y antinacional, porque cuando una empresa empobrecida porque tuvimos gobierno kirchnerista bandido durante doce años necesita despedir algunos empleados para que la empresa continúe, los demagogos estilo Massa ayudan a dañar, desalentar o destruir empresas para evitar que pocos sean despedidos. Van en contra de la ley de la oferta y la demanda y por eso fracasan.
Dicha ley es justa, aunque a los peronistas y demás dirigistas autoritarios les disguste. Dicha ley puso a Macri como Presidente porque fue mas votado que Daniel Scioli y Sergio Massa, y si estos fueran candidatos serios, tendrían prudentemente que aceptar que sus propuestas no fueron atractivas. Ambos Scioli y Massa integraron el gobierno Kirchnerista, y como éste fracaso en forma escandalosa tal como surge de los juicios penales, la inflación y la falta de pago a los acreedores del Estado, no son jugadores de buena fe. No basta con admitir la derrota, sino que para criticar a los elegidos para los cargos en disputa, comenzando por la Presidencia, primero hay que demostrar propuestas sensatas. Massa no las tiene, pero Scioli menos, porque era incondicional de Cristina.
Pero estas son luchas políticas inútiles, porque no parece tener Macri un plan concreto para que mas trabajo privado sea atraído en Argentina, ahora que por suerte los Kirchners han fracasado y buena parte del país advierte su fracaso y engaño.
¿Como lograr que un cristinista quejoso consiga empleo priado de calidad? Ellos lo exigen, porque se creen iguales o superiores a los no kirchneristas, y fracasan. Igual que los funcionarios k investigados y procesados por la Justicia. Ergo, un trabajo estable requiere empleados serios, y sobre todo confiables, en el sentido que se esforzarán por integrar un equipo productivo y trabajando en equipo, lograran el éxito. Compitiendo por ser el Jefe del equipo, posiblemente fracasaran, porque son vectores de fuerza que restan en vez de sumar. Eso es lo que sucede con Massa, que no termina por reconocer que fue derrotado, y debe hacer un cambio serio: o deja el peronismo, o desiste de la política, porque el dirigismo populista o autoritario atemoriza a los empresarios eventuales empleadores privados. Si tuviese humildad, aprendería consultando a los que saben, en vez de criticar en forma oblicua. al triunfador de la elección Presidencial. Esto parece una lucha entre bandidos, donde no se reconoce que quien triunfó obtuvo mas votos que el perdedor, y por ende, cuenta con lo que se supone la primera minoria, lo apoyan mas delos que aprobaron al segundo, o a Massa que resultó tercero. Una pena, parecía Massa un bueno muchacho con ideas sensatas, y hoy la derrota lo encegeció o confundió, pero podría recapacitarque el peronismo no fue el modelo exitoso que el mundo necesita. Lo lamento por Masa, en vez de apoyar al ganador Macri con ideas sensatas, intenta mantener el apoyo peronista y de los independientes. Y esto calculo es imposible, los independientes descreen en el peronismo, porque son los que durante mas años desgobernaron a Argentina. Por eso, Massa decepciona mas que Macri. Este al menos tuvo la grandeza de advertir que vetaría – como la Constitución autoriza al Presidente – una ley que Macri considera antipopular y antinacional. Porque la ley que impulsan los kirchneristas es demagogia, no creará mas trabajos ni impedirá nuevos despidos, porque el modelo K tuvo doce años paa mostrar si servía, y pareciera fundieron al país, entre robos para la corona y excesivos gastos públicos con “retorno” para la corona, al punto que la gran parte de la Justicia hoy se siente obligada a investigar y a castigar a los grandes bandidos, comenzando por la cabeza, ya que mas de dos personas se aliaron para delinquir contra el patrimonio del pueblo argentino. La mayoría se empobreció y los gobernantes se archi enriquecieron. Conclusión: Massa cada día se entierra mas al intentar captar peronistas kirchneristas Y Macri no alcanza a comprender que la demanda requiere interesar a los inversores, pero quien crea trabajo privado no es el gobierno, un ente administrador, sino que es necesario que aparezcan los empresarios locales, los dispuestos a arriesgar y ganar, y para eso deberán emplear gente capaz y lamentablemente despedir a aquellos que no pueden incorporarse al equipo, y por ende merecen ser despedidos. Como cualquier futbolista que se enfrenta al DT y quiere imponer sus condiciones, y destruye el trabajo de equipo.
Ovio, estoy desencantado de Massa, pero mas de Macri. A ninguno le oí que la Ley de la Oferta y la Demanda es la única ley que permitek cuando bien entendida por Estadistas – lograr que una sociedad progrese creando trabajo productivo y respetando a sus empleadores. El peronismo y el kirchnerismo son lo opuesto: par captar votos destruyen a lso empleadores y deseducan a los empleados, creando falso resentimiento. Porque si no existiera empresa, los trabajadores serian desocupados, ya que no pueden todos ser empleados públicos bien pagos kirchneristas. Una pena, quizás dentro del exageradamente grande equipo de Macri surja el Estadista que necesitamos, que por ahora no es el Presidente ni sus excesivos ministros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: