INTERVENIR JUDICIALMENTE EMPRESAS K


Cuando admitan oficialmente los jueces que el kirchnerismo fue una asociación ilícita destinada a enriquecer a los Amos, será demasiado tarde para recuperar el botín. Los jueces seràn tan sospechados que habrá que cambiar a todos en el fuero Federal, pagando los justos por los pecadores, o intentar convencer Macri y el Congreso que hay Camaristas Federales y Jueces de la Corte Suprema independientes, es decir, no obsecuentes del Presidente de turno.
Responsables irresponsables fueron los jueces que no supieron frenar a tiempo a los desgobernantes bandidos, sin tomar medidas urgentes ante hechos sospechosos graves, precisos y concordantes: el asimismo Banco Central estaba siendo robado desde el Gobierno, y la Justicia demostró obedecer a los K porque ellos nombraron a la mayoría de la Corte Suprema, a jueces federales y a la Procuradora Gils Caró. Ergo, la Justicia no funcionó, los argentinos de a pié perdimos, aunque varios jueces ganaron. Si eso sucedió a nivel nacional, seguirá pasando en la provincia de Santa Cruz hoy, a menos que el Congreso la intervenga urgente, porque la justicia local no funcionará si el kirchnerismo continúa desgobernando allí , y será difícil averiguar el destino del botín.
Pero los jueces federales pueden evitar parte de la pérdida si intervienen judicialmente las empresas del grupo de saqueadores K, es decir, las familiares y las de sus incondicionales, designando interventores sensatos que no hagan desaparecer documentación importante, al estilo de los abogados panameños que hicieron desaparecer datos de las empresas off shore sospechadas.
Estamos como cuando Margaret Thatcher derrotó a nuestra Junta Militar incondicional de Galtieri. Nadie investigó a los civiles que acompañaron como ministros a Galtieri durante su desgobierno militar, ni siquiera se los investigó económicamente. Alguien puso a Nestor Kirchner en el sillón presidencial, y eso merece ser investigado y difundido con claridad, para que el horror no se repita. Recordemos que Kirchner perdió electoralmente frente a Carlos Menem, pero éste ultimo por extraños motivos no se presentó al balotaje, se retiró liderando por tres puntos frente a Nestor Kirchner, que resulto presidente. Algo extraño sucedió, debe investigarse, cabe sospechar algún grave delito existió, al igual que años antes cuando Fernando de la Rúa fue echado de la Presidencia con ayuda clara de Raùl Alfonsìn, una situación delictiva donde se dice hubo dinero en juego para dejarnos sin Presidente electo.
Es triste creer que los bandidos políticos y económicos importantes seguirán en libertad, y solo funcionarios de segunda linea irán presos y devolverán el botín.
Todo esto confirma que a la Constitución Argentina no se la respeta desde el poder, al menos en el grado que ella requiere para poder considerarnos país confiable, tal como lo fuimos hasta hace casi un siglo. ¿Eramos una colonia cuando Argentina era un país respetado donde la gente venia a trabajar y a invertir? Oficialmente, eramos República, pero el pueblo o votaba. La ley del voto masculino obligatorio funcionó a partir de 1912, pero las mujeres recién votaron para la reelección que ganó Perón en 1952.
Cabe convencerse que existen distintas culturas en el mundo, y los argentinos todavía estamos retrasados. No somos república mientras los Jueces tengan miedo a procesar a los gobernantes. Seguimos tendiendo mentalidad de virreinato, el Presidente de turno es el sucesor del Virrey de España, y hace lo que quiere. Al igual que durante las invasiones inglesas, el virrey Sobremonte huyó con el botín del Virreinato del Rio de la Plata para que los ingleses no lo llevaran, pero fracasó porque lo atraparon.
Macri ¿se pondrá las pilas para recuperar el botìn K, que consiste en decenas de miles de millones de dolares, según el mito popular nuestro y la contabilidad minuciosa que nos informan? ¿arreglará con los bandidos que devuelvan lo robado, una cantidad importante que evitaría el endeudamiento externo que estamos por firmar?
Tengo la sensación que los economistas que lo asesoran aman pedir dinero prestado y pagar comisiones a la banca internacional. ¿Podré creerle al Presidente Macri como los norteamericanos creen al suyo? Nuestros constituyentes se inspiraron en USA, pero nuestros políticos cuando llegan a Presidentes cambian. Se convierten en bandidos exitosos, y eso muestra que necesitamos tiempo para llegar a entender que nuestro nivel cultural político sigue bajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: