Reservas del Banco Central ¿qué son?


Los economistas parecen olviar quelas Reservas del Banco Central fueron cosas cosas distintas incorparables, en las últimas décadas, y vemos que esto confunde a la opinión pública, a algunos economistas y quizás al Presidente electo Macri. Veamos.
El cambio se produjo durante la Presidencia de Carlos Menem. Para frenar la hiperinflación, debió usar un mecanismo políticamente aceptable, consistente en tener dinero argentino que no se depreciara jamás frente al dolar, algo que parecía imposible. Pero Menem contrato a Steve Hanke y Kurt Schuler, y éstos le diseñaron un plan sencillo, que era casi perfecto, solo que olviaron avisarle al Gobierno Argentino que el Banco Central debía poner un tope a la tasa de interés activa y pasiva del sistema financiero argentino. O lo avisaron y el menemismo no lo entendió, el ministro Cavallo tampoco, y esto me impulsó a comentarlo y fue publicado en La Nueva Provincia https://argentinasalvajizada.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=231&action=edit
Las reservas del Banco Central durante la convertibilidad NO ERA DINERO DEL ESTADO ARGENTINO NI TAMPOCO CAPITAL DE DICHO BANCO.
Cada uno de las decenas de miles de dolares que fueron las reservas del Banco Central durante la Convertibilidad eran propiedad exclusiva de los tenedores de los pesos convertibles intercambiables uno a uno con el dolar, para permitir que dentro de Argentina circulase dinero argentino, que valiese exactamente igual que los billetes norteamericanos dolar, que emite y protege el sistema de la Reserva Federal de USA.
Recordemos: el Banco central de Argentina no podía emitir pesos convertibles a dolar sin recibir previamente exactamente igual cantidad de dolares, era como que solo con dólares reales pudiesen comprarse pesos argentinos convertibles. Aunque hoy parezca una locura, el sistema funcionaba porque el Presidente Menem era confiable ante el mundo y durante mucho tiempo el modelo de la convertibilidad funcionó maravillosamente. En casi 6 meses la inflación (devaluación del peso frente al dólar) terminó, y los argentinos nos acostumbramos a preferir recibir pesos en vez de dolares, en la tranquilidad de que serían dentro del territorio nacional aceptados sin vacilar, porque quien los tenía podía cambiarlos sin costo alguno por su equivalente en d+olares, en la ventanilla del Banco Nación y sucursales o del Banco Provincia de buenos Aires.
Tanto éxito tuvo la Convertibilidad, que quien creímos la inventó, el doctor Domingo F. Cavallo, se ufanaba diciendo que Argentina tenía “reservas por decenas de millones de dólares”, algo falso, porque esos dolares no eran de propiedad del Estado Argentino, sino de los confiados tenedores de pesos convertibles.

RESERVAS NORMALES DE LOS PAÍSES

Las “reservas” reales de los países normales suelen ser cantidades significativas de dinero que proviene de impuestos que anticipadamente ha sido cobrado a los habitantes para con su producido producir un “colchón” o fondo para prevenir gastos futuros, y estar seguros que el Estado podrá siempre con sus obligaciones. Así era Argentina hasta que la inflación permanente nos empobreció o limitó nuestro crecimiento, desde 1930 incluso hasta hoy exceptuando los diez años y medio donde la convertibilidad funcionó, la mayor parte con Menem Presidente, y dos años apenas con Fernando de la Rúa, que fue expulsado de la Presidencia para reemplazarlo por un peronista devaluador inflacionista. Para confirmarlo, noten que al interino Presidente Adolfo Rodríguez Saa apenas dijo a la Asamblea Legislativa que cuidaría el valor de la moneda ( el peso convertible) la mayoría de los congresistas decidieron reemplazarlo por otro Presidente inflacionario autoritario, y lo lograron muy rápido: apenas duró una semana en su cargo hasta que huyó a su Provincia de San Luis donde se sentía protegido, y renunció telefónicamente al cargo de Presidente de Argentina. Y los congresistas cambiaron la ley de acefalía para dejar sin efecto las elecciones a Presidente y Vice que habían sido convocadas para fines de marzo de 2002, e inventaron que cuando habían desaparecido el presidente y su vice presidente transcurrida la mitad de los cuatro años de mandato, era la Asamblea Legislativa la que nombraba al interino para cumplir el plazo faltante. Por eso, faltando CASI dos años, lo nombraron a Eduardo Duhalde, de la rama peronista inflacionaria, quien apenas electo Presidente provisional para completar los cuatro años de Fernando de la Rúa, decidió y con apoyo de Alfonsín el hiperinflacionario, logró que la Asamblea en la siniestra noche de fin del año 2001 derogara la ley de convertibilidad que nos había traído estabilidad monetaria frente al dolar durante diez años y medio. Se confirma que los peronistas y algunos radicales son inflacionistas, porque así se enriquecen y enriquecen a sus amigos. Imaginamos Macri a esta altura lo sabe, pero no estamos seguro y tememos lo engañen y fracase. Porque la inflación delata a un Presidente ladrón, y la hiperinflación, a uno hiper ladrón. Recordemos que en el gabinete de Macri hay algunas personas posiblemente honestas, pero muchos trabajaron durante gobiernos ladrones e inflacionarios, no hace falta hacer los nombres, porque son muchos, y en general lo sabemos.

PAÍS FUNDIDO con DESGOBERNANTES MILLONARIOS

Si no mienten Macri y su equipo, el Banco Central está fundido. Pero eso sucedía antes, incluso con Duhalde, Nestor y Cristina Kirchner, y Argentina siguió funcionando. Digamos que no teníamos reservas verdaderas de propiedad del banco central desde hace varias décadas, durante Menem y de la Rúa las reservas no eran del Estado sino de los tenedores de los pesos convertibles, y antes de la convertibilidad, las reservas no existían porque Alfonsín no las recaudó y los militares las habían dilapidado con la Guerra de Malvinas y los anteriores robos de Videla y Martinez de Hoz, que terminaron con inflaciones altas, al igual que lso desgobiernos de Perón e Isabel Perón.
¿Porque todavía no fue denunciada penalmente Cristina por la supuesta asociación ilícita consistente en designar miles de empleados y funcionarios innecesarios a escasos días de terminar su gobierno? Supongo porqué Macri está mal asesorado, sus futuros ministros ¿son incapaces o cristinistas? Ojo, igual sucedió con el derrumbe del edificio calle Bartolomé Mitre al 1300 en el 2011, que motivó la ley 4004 de la Ciudad autónoma que autorizaba a expropiar por causa de utilidad publica el edificio derrumbado y pagarlo al precio de plaza del día anterior al derrumbe.¿fue delito y asociación ilícita entre Mauricio y los diputados que aprobaron la ley? Macri dice ser honesto, queremos creerle, pero no arregló el tema del derrumbe, en el lugar hay un terreno baldío y alrededor de cinco millones fueron pagados por un edificio derrumbado, señal de que algo raro hubo.
Pero en Argentina faltan decenas de miles de millones de dolares, y nadie se tomó el trabajo de intimar a la Presidenta a rendir cuentas y avisarle que a posteriori Macri haría algo muy parecido a los antiguos juicios de residencia: llamaría a una auditoria seria, tipo Price Waterhouse (la auditoria general de la nación es inútil y lenta, sus burócratas no atrapan delincuentes, y se quejan de la justicia).
CONCLUSIÓN: Macri es demasiado lento a los efectos de impedir que durante los últimos días de su desgobierno, Cristina siga vaciando las arcas del Banco Central y del Estado (al designar funcionarios y empleados innecesarios, y dictarse leyes por parte del Congreso insensatas e inútiles.
Al Presidente se le suele decir el primer mandatario. Pero como Mandatario del Pueblo, Macri debió haber intimado a la Presidenta Cristina a no desvalijar al Estado en sus últimos momentos, como aparentemente sucedió. Y por no haberlo hecho, la primer medida como Presidente es exigir rendición de cuentas documentada y denunciar penalmente a la Presidenta y sus ministros por posibles delitos, tipo asociación ilícita y empobrecimiento o administración fraudulenta, porque parece delictivo designar empleados y funcionarios en cantidades innecesarias y al final de la Administración K. La intención de beneficiar a funcionarios y empleados a costillas del Gobierno de Macri es tentativa de defraudar a los argentinos, le guste o no a Macri. Pero aún no reaccionó, y debemos advertirle que proceda, para que la tragedia no se siga repitiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: