Próximo gobierno puede revertir fuga de dolares cristinista


http://www.ieco.clarin.com/economia/Daniel_Scioli-Moratoria-Fondos_Buitres-YPF_0_1445855468.html explica que los economistas de los candidatos con chances presidenciales buscan lo mismo, incluido Scioli.
Esperemos el actual desgobierno sea investigado por mala praxis, consistente en dilapidar fondos públicos en forma escandalosa, por distintos medios. Designar a ultimo momento muchos mas empleados y funcionarios muestra en principio dolo administrativo con propósitos electorales, cometido por el Congreso Nacional que está dominado por la Presidenta Cristina. No pueden ignorar los votantes que dilapidar fondos públicos es un delito, aunque usen un mecanismo legal que termina siendo fraudulento. Porque un Administrador sensato gasta lo que es necesario para determinadas funciones, mientras que designar ya a gente para que se ocupe de los temas a solucionar por la administración presidencial que comience el 10 de diciembre de 2015 es un fraude al espíritu de la ley, ademas de implicar malversación de fondos, por hacerse en cantidades exageradas y peligrosas para el patrimonio del Estado.
Tan mal ha sido administrada Argentina en las ultimas décadas, que hemos perdido la moneda tomada como parámetro común de la sociedad para medir contratos y obligaciones a corto, mediano y largo plazo. El sistema bancario se ha deteriorado, hay que reformarlo para que el ahorro y el crédito puedan funcionar a mediano y largo plazo para financiar proyectos de primera necesidad que los habitantes necesitamos y que en general no requieren dolares, porque la mayoría de los materiales y la mano de obra están en Argentina. ¿Es tan difícil construir un millón de viviendas en dos años? Tenemos gente desocupada que necesita empleo, y el 95% de los materiales se producen en Argentina. En apenas dos meses el próximo gobierno puede legislar para atraer empresarios privados nacionales o extranjeros al proyecto de viviendas (y otras construcciones), solo se necesita una financiación que el Estado puede obtener, si utiliza mecanismos sensatos que alienten a los inversores.
Una moneda seria no tenemos, pero si existe la posibilidad de financiar en dolares (o a valor dolar libre) el ahorro y el repago de los créditos para las construcciones futuras.
Es necesario evitar los “retornos” por la obra publica, habría que repensar la forma de volver a tener financiación a largo plazo como existió con el Banco Hipotecario, hasta que la maldita inflación fue erosionando el valor de los ahorros para beneficiar a los tomadores de crédito, y eso significó que nos quedamos sin mecanismos de financiación de viviendas. Y un país incapaz de lograr que empresarios privados logren fabricar el techo que necesitan sus habitantes, es una horda salvaje que merece vivir en chozas, porque ha descendido en la escala humana varios siglos. Esto se debe primero a la corrupción, que genera inflación y retornos para los gobernantes a nivel nacional, provincial y municipal. Esto encarece lo poco que se hace, es como si estuviésemos condenados a ser robados siempre por el gobierno de turno.
Producir viviendas es fácil y necesario, genera trabajo digno para gente que necesita trabajo para comer. El plan de construir dos millones de viviendas en dos años es factible, supongo. Solo depende de la voluntad de un Presidente sensato, que aspire a administrar bien cuatro años para lograr ser reelecto – por eficaz – cuatro años mas.
Al próximo Presidente le conviene ser honesto y eficaz, para ser reelecto, y a nosotros también. Los tres candidatos con posibilidades de ser electos no necesitan vivienda propia,y el que gane tiene la quinta presidencial de Olivos para utilizar, y si es reelecto, tendrá techo, comida y empleados domésticos pagos por el pueblo durante ocho años. Cristina los tuvo durante doce años, y no ha mostrado que la construcción de viviendas para los que hoy la necesitan, haya progresado al ritmo que la mayoría espera. “ES LA FALTA DE CRÉDITOS, ESTÚPIDO” puede cambiarlo un Gobierno sensato y honesto. No hay créditos porque los Presidentes aman la inflación porque de esa forma pueden enriquecerse mejor ellos y sus amigos, con créditos subvencionados. Y los economistas en general no denuncian suficientemente claro a los bandidos que nos desadministran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: