CONFLICTO del HOSPITAL GARRAHAN


Los funcionarios del hospital Garrahan culpan al gobierno de la Ciudad de incumplir pagar la mitad del costo operativo del hospital, mientras el gobierno Nacional cumple puntualmente en pagar su mitad. ¿alguien tiene la razón o la culpa? Es típico de los burócratas quejarse de que un gobierno de la Ciudad no aporte el dinero, y hay muchos motivos por los que el gobierno que no aporta se considera perjudicado, y quiere cambiar el ¿acuerdo? por el que la Ciudad deba seguir pagando la mitad, algo quizás convenido en época del Presidente Alfonsín, cuando la Ciudad autónoma de Buenos Aires no había sido creada. Porque recordemos que el mayor logro del Presidente Alfonsín – creo lo dijo él mismo – fue que se aprobara la Ley que trasladaba la Capital Federal de Argentina a Viedma, y cuando eso ocurriese, lo que era el territorio de la capital Federal pasaría a ser casi una provincia mas.
Para un Estado desgobernado hiperinflacionario como el que destrozaba Alfonsín, era fácil disponer que la Nación pagase la mitad de los gastos de un hospital, y que el Intendente de Buenos Aires – en aquella época lo elegía el Presidente de la Nación, hasta que eso cambió con la reforma constitucional de 1994, aprobada durante el gobierno de Menem para asegurarle la re elección.
Hoy, el sueño de Alfonsín no se cumplió, gracias a Menem que puso en el congelador el traslado de la Capital al sur y al frío, como decía el hiperinflacionario Alfonsín.
Hoy, oigo que se quejan los funcionarios del gobierno de la ciudad cuando gran parte de los que utilizan los servicios del Garrahan no son vecinos de la Ciudad. Sienten los burócratas actuales que algo hay de injusto, y razón en parte tiene. Porque pagar la mitad de un hospital a construirse era fácil para un presidente demagogo como Alfonsín, y ordenar que su Intendente Municipal de Buenos Aires hiciera pagar la otra mitad, mas fácil aún: a medida que pasaran los años y crecieran los gastos, los vecinos de la capital sufragarían la mitad, incluso cuando la Capital se trasladase a Viedma. Alfonsín murió, y esto se suma a las cosas equivocadas que se hicieron sin tener en cuenta que constitucionalmente, está aceptado que la Capital Federal debe irse de Buenos Aires, solo que todavía no se ha elegido el sitio. Esto surge del flamante art. 129 de la Constitución Argentina de 1994 vigente, cuando expresa:La ciudad de Buenos Aires tendrá un gobierno autónomo con facultades propias de legislación y jurisdicción y su jefe de gobierno sera elegido directamente por el pueblo de la ciudad…… Una ley garantizará los intereses del Estado Nacional mientras mientras la Ciudad de Buenos Aires sea Capital de la Nación…En el marco de lo dispuesto en este articulo, el Congreso de la Nación convocar a los habitantes de la Ciudad de buenos Aires para que mediante los representantes que elijan a ese efecto, dicten el Estatuto Organizativo de sus instituciones”.
A los porteños, el gobierno de la Ciudad no nos protege, sino que nos perjudica. Por ejemplo, aceptó hacerse cargo de los subterráneos, y sigue sin pleitear contra la Nación para cambiar aquel pacto de que la Ciudad pagase la mitad, y el Estado Nacional la otra.
A medida que el Estado Nacional aumenta los gastos generales del país, utiliza su herramienta mafiosa exclusiva, que es emitir billetes inflacionarios en forma delictiva. Lo hizo Alfonsín, lo hace Cristina Kirchner. Es entonces fácil generar odio a los porteños, que no pueden seguir pagando la mitad, el Garrahan se les convierte en un elefante blanco, porque se atiende una enorme mayoría de gente que no son vecinos de la Ciudad. Y son apenas tres millones los vecinos de Buenos Aires, pero al Garrahan acuden los que lo necesitan de todo el país – 38 millones no son porteños – y algunos del exterior, que no pagan impuestos a la Ciudad.
¿Porqué Macri no inició acciones legales contra el Estado Nacional para ir bajando el porcentaje de gastos de la Ciudad? En principio, un 75% Nación y 25% Ciudad Autónoma parece equitativo, si es cierto que apenas el 15 de los usuarios son porteños.
La explicación quizás hay que buscarla en que Macri aspira a ser Presidente, y necesita votos de argentinos de todas las provincias. Dilapida dinero de los vecinos porteños al no oponerse a seguir pagando el 50%, lo cual es una traición a nosotros, los desgobernados por él. Pero además, se genera enemigos y pierde votos, porque todo el personal se queja de que la Ciudad o Macri no colaboran con los niños y el Garrahan, y de esa forma Macri es el Lobo Feroz y la Presidenta parece Caperucita Roja.
Afortunadamente, Macri dejará su cargo de Jefe de la Ciudad, y esperemos su sucesor Horacio Rodriguez Larreta no tenga delirios presidenciales y proteja a los vecinos, haciendo que la Nación pague tres cuartas partes del Garrahan, pues SERA JUSTICIA …

Una respuesta to “CONFLICTO del HOSPITAL GARRAHAN”

  1. Germán Rafael Pirán Says:

    Reblogueó esto en ARGENTINA SALVAJIZADA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: