SOCIEDADES sin las autodefensas del cuerpo



Buenos Aires

23 de Julio del año 2015 – 5009


LAS AUTODEFENSAS DEL CUERPO NO EXISTEN EN LAS SOCIEDADES, carta de Pedro Cossio y contestación

22 de julio de 2015

Re:  LA HISTORIA PRUEBA QUE HAY PUEBLOS QUEDESAPARECEN. Nro. 1388.22/7/2015

Estimado Cosme:

Nro. 5007, de “Correo del Lector”

Gracias por tu carta. La eficiencia y la productividad no solo tiene que ser material, también tiene que ser moral, intelectual y biológica.
Si comieras menos de lo que consumes, mueres de inanición. Si tomaras menos líquido del que perdés, mueres deshidratado. Si no siembras tu alimento, mueres en algún momento. Y si quisieras caminar con la cabeza, y pensar con los pies te va a ir muy mal.
Nuestro cuerpo NO ES SOCIALISTA, si te saco sangre con el primer litro solo se te baja un poco la presión, pero si te saco uno mas, en seguida redistribuye la circulación para preservar los órganos mas importantes, y si te saco un tercer litro  el cuerpo inmediatamente solo le envía sangre al corazón y al cerebro, como un instinto natural de conservación aunque eso solo le sirva por unos pocos minutos. Así funciona la Creación.
Otro ejemplo de la fuerza de la Creación. Si en un mismo ambiente ecológico pongo dos variedades distintas de plantas de maíz o de trigo, al tiempo aunque no les falte a ninguna temperatura ni humedad, solo quedarán las plantas de la rama biológica mas eficiente. Nuevamente ahí está la Creación con sus leyes puestas por Dios.
Soy muy creyente, pero a medida que conozco la biología, percibo a un Dios bondadoso y justo, que promueve la eficiencia.

Un gran abrazo

Pedro Cossio

CONTESTACIÓN

23/7/2015

Estimado Pedro:

¡Muy interesante lo que me decís y muy oportuno! Acabo de sufrir en carne propia lo que decís sobre la perdida de sangre. Hace cuatro meses me operaron la rodilla derecha y perdí DOS LITROS Y MEDIO DE SANGRE. Salí del sanatorio con 2.900.000 glóbulos rojos, cuando debía tener 5.000.000, según me dicen. El cirujano dijo que era “normal” pero otro cirujano, vecino mío, dijo que no es normal y que debió haber un “accidente” en la operación. Lo cierto es que me sentí mal y tuve una anemia que me duró dos meses. Ahora entiendo por qué no me sentí peor y es por esa sabia preservación de los órganos más importantes que dices en tu carta. La anemia me duró dos meses porque durante el primer mes el cirujano no me dio un tratamiento adecuado para recuperar los hematocritos. Fue un viejo clínico al que consulto de vez en cuando quien me mandó poner 10 inyecciones de “Yectafer” lo que me recuperó en 20 días.

Aplicando eso a nuestra pobre Patria, casi todos los que deberían reaccionar y recuperarla no lo hacen y actúan como si fuera “normal” perderla. ¿Quienes le pondrán un “Yectafer” de inteligencia, coraje, honradez y dedicación para recuperarla? Tienen que ser varios, no muchos, pero al menos 200, calculo yo, para que esa acción restauradora funcione. Hasta ahora no los he visto en ninguna parte. Y lo malo es que al revés de las sabias defensas que Dios puso en el cuerpo y que actúan en forma inconsciente, a la sociedad Dios no le dio esas defensas automáticas sino que las hace depender de la voluntad humana que puede dedicarse al bien o al mal libremente. Y al parecer, cuando falta la acción de los buenos, todo el poder se concentra en los malos que lo van destruyendo todo.

De nuevo gracias por tu información y mis cordiales saludos

Cosme Beccar Varela

e-mail: correo@labotellaalmar.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: