CORTE SUPREMA ¿reabrirá corrupción estatal?


http://www.perfil.com/politica/La-Corte-Suprema-tiene-la-llave-para-reabrir-causas-de-corrupcion-20150411-0024.html

la Corte Suprema ¿tiene la espada de Damocles pendiente sobre los grandes bandidos kirchneristas? Mientras tanto, el Presidente de la Corte Suprema doctor Lorenzetti ¿incrementa su Poder frente al gobierno de Cristina?

Si el Poder K pendiera de ese fino  hilo ¿porqué la Corte Suprema no actúa, siendo que la Constitución la obliga, en particular existiendo los argumentos jurídicos mencionados en el citado artículo de Perfil.com?

Entre gangsters, el silencio es recompensado con mucho dinero. Entre Jueces de la Corte Suprema eso no pasa, porque no son gangsters sino custodios de la Constitución y las leyes (necesitaríamos creer para asegurar que Argentina es República con Estado de Derecho y no un país desgobernado. Pero ¿porqué la indecisión de los Jueces Supremos? Se supone son gente seria, pero si Perfil.com no nos engaña, parece obvio que cada día que pasa los bandidos aprovechan y Argentina sigue siendo saqueada impunemente. A sabiendas de todos los Jueces Supremos, pareciera.

Ante artículos de esa magnitud, la actitud de Jueces Supremos es hablar y vociferar por medio de sus fallos judiciales, no por radio o televisión. La injusticia y el latrocinio desde el Estado obliga a la Corte Suprema a reaccionar indignada y actuar duramente contra los “malos”. Mientras no actúa se coloca automáticamente del lado equivocado, señal que los malos son mayoría en cuanto al Poder y que la Injusticia es suprema, en los casos  de corrupción magna.

¿Cuanto puede aguantar la corrupción desde el Poder a sabiendas de una Corte Suprema que no actúa? Imaginemos variantes: la Corte demora una semana, o  tres meses, o seis meses, o diez años, o nunca. Ante la duda ¿sirve a los argentinos nuestra Constitución y los tres Poderes interdependientes del Estado que ella legisla? Pareciera que la Justicia se sigue debilitando desde que nació la Corte Suprema Nacional hasta hoy, en forma lenta pero constante, y que a los  Desgobernantes se les permite cosas que  dañan al pueblo de a pie. Actuar o no actuar la Corte Suprema, es la diferencia entre República o republiqueta, y me siento triste por haber de chico creído en la Justicia, y de viejo compruebo que nos engañan especialmente desde el Máximo Tribunal.

Mi Padre, Germán Daniel Pirán Balcarce,  fue camarista en la Justicia de Paz de la Capital Federal. Decía que había llegado al tope de su carrera judicial, ya que jamás llegaría a integrar la Corte Suprema Federal, porque a ellos se los designa para servir y complacer al Presidente que los propone para el puesto.  Pero cuando las iglesias porteñas fueron incendiadas durante el gobierno peronista, mi padre decidió que no podía pertenecer a un gobierno que permitía o provocaba esas salvajadas, y el día siguiente presentó su renuncia y se dedicó a trabajar como abogado. Necesitamos jueces indeendientes, dignos y honestos, y la actual Corte Suprema debe decidir si en Argentina la Constitución hoy sirve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: