MARCHA POR LA JUSTICIA POSTERGADA


Si la multitud clama por Justicia, es porque falta. La muerte de Nisman lo confirma: no sabemos que pasó, y dudamos si nos enteraremos. Algunos, muchos diría, son los responsables. ¿Estaban los Jueces cuestionados ayer en la marcha de  una multitud clamando por Justicia en serio? Ellos, incluida a Corte Suprema, mayoritariamente no procesaron a los Poderosos oficialistas bandidos . No se ordenó al Ejecutivo hacer cumplir el fallo Supremo para reponer al Fiscal de Santa Cruz, algo que hubiese sido normal en un país con Estado de Derecho, pues bastaba con designar un interventor Judicial ante la Provincia de Nestor Kirchner para que procediera a modificar la Constitución Provincial.

La Jefa de los Fiscales  se hubiese sentido incómoda. Fue incapaz de frenar al Ejecutivo ejerciendo su alto Ministerio que  requiere la independencia que carece frente a Cristina Presidenta, que la designó para el cargo que le queda grande. Esto se vincula con el fallo absolutorio de Oyharbide, en el caso del enriquecimiento de la familia K, Se dice que el fiscal no apeló la sentencia, porque justo el último día que podía hacerlo, su hija fue secuestrada. ¿Fue investigado el Fiscal? ¿Denunció la Procuradora General al fiscal? ¿Dispuso investigar si el secuestro existió, para castigar a los mafiosos? ¿o al fiscal, si el secuestro no existió?

Esto recuerda al viejo poema inglés  “Por culpa de un clavo, una herradura se perdió, por culpa de una herradura un caballo cayó, por el caballo, su jinete se perdió, por el jinete una batalla se perdió,  por esa derrota el Reino se perdió. ¡Y todo por culpa de un clavo de herradura!”

Sucesivos fracasos me hacen recordar a otro evento impactante no suficientemente recordado: la quema de las Iglesias de Buenos Aires por parte del Gobierno de  Perón, algo que preparó el final del movimiento que lo derrocó en 1955, y provocó una indignación nacional muy superior a la dudosa muerte del Fiscal Nisman.  Lo recuerdo bien, mi padre – que era Camarista en la Justicia de Paz de la Capital Federal – nos llevó a Plaza de Mayo, vimos que la Catedral había sido incendiada, luego recorrimos otras Iglesias incendiadas, nos enteramos que la Policía impedía a la gente apagar los incendios. Cuando volvíamos a casa, mi Padre llorando nos dijo: “No puedo seguir siendo Magistrado Público mientras las Iglesias son quemadas por el Gobierno”. Esto creo recordar, fue un Jueves, al día siguiente la administración pública en Buenos Aires no funcionó, pero el primer día hábil, el lunes, presentó su renuncia. Pasaban los días y no se la aceptaban, hasta que recibió un llamado pidiéndole que la retirara. Pero se negó, y le fue aceptada. Corto tiempo después, a Perón lo derrocaron sus pares militares. Y el nuevo Ministro de Justicia lo llamó para que volviera a su puesto, tenía apenas 46 años de edad. Así, se enteró que a sus dos compañeros de la sala B los echaron por peronistas, a pesar de ser  personas honorables que sabían mucho de derecho, eran los doctores Esteban Molla Petruchelli (de La Plata) y Horacio Celestino Lares,  entrerriano que antes de estudiar Derecho, se había recibido y trabajado de Odontólogo, estaba casado con la hermana del célebre dibujante Divito.

Así funcionaba el revanchismo, el peronismo fue tan “incendiario” que sus pares militares reaccionaron en forma salvaje, y de esa manera la sociedad argentina se polarizó. Ante semejante actitud del militarismo nazionalista clerical de Lonardi, Papá se negó a  volver a la Justicia porque sus honorables compañeros de Sala habían sido echados injustamente, pues sus creencias peronistas no les impidieron ser Jueces justos. Y como había comenzado a ejercer la abogacía, sus ex colegas de la Justicia lo recomendaban como abogado. Según Papá, él fue el único Juez de Buenos Aires que renunció al quemarse las Iglesias.

Si los argentinos tuviésemos sentido de la Historia, a partir de la Marcha silenciosa en favor de la Justicia los Fiscales, Jueces y congresistas  que al día de hoy se han comportado como oficialistas obsecuentes, deberían reconsiderar su actitud, y estudiar la Constitución que tenemos, para evitar causar peores males a la gente. De Gils Carbó, anoche oí decir a un entrevistado opositor  que no puede seguir en su cargo cuando asuma el próximo gobierno. Por suerte, la Procuradora tiene todavía plazo hasta diciembre para reciclarse como funcionaria independiente: hacer lo que omitió o impidió, y desfacer sus entuertos. Lo mismo propongo para los demás funcionarios al día de hoy oficialistas. De esa manera, si se adaptan a lo que nuestra  Constitución Republicana y liberal establece, no correrán  riesgo a ser despedidos por el próximo Gobierno. A menos que sean investigados y encontrados culpables por una Justicia realmente mejorada gracias a que los Fiscales, los Jueces y los Congresistas ayer han tomado conciencia que los argentinos queremos tener Estado de Derecho, y que  la Presidenta ha entrado en pánico porque su Poder termina el 10 de diciembre próximo, debido a que la Constitución le impide ser reelecta.  La actitud de altanero desdén con la que actúa Cristina muestra que está herida, e intuye que será perseguida por la Justicia, ahora que Fiscales y Jueces tan recibido apoyo popular para trabajar en favor de la Constitución y al servicio de la gente. Y ésto también vale para los actuales legisladores cristinistas, que deben aceptar que no fueron designaron para votar automáticamente lo que ordene Cristina, sino para ejercer sus cargos conforme a su propio sentido común. Si esto sucede, es posible que Argentina no cometa tantos errores mientras Cristina siga en la Presidencia, y no cometa el error de aprovechar hasta el último día para seguir arruinando a Argentina con leyes insensatas, o enriquecerse mas ella y sus amigos.

Un susto cura rápido una borrachera. Pero si los actos de corrupción  oficialista realmente existieron, la Justicia debe investigar para castigar a los responsables. Es poco educativo oír decir que Cristina y Nestor obtuvieron diez mil millones de euros, circa. O diez millones de dólares, o tres cadenas hoteleras.Es preferible temer a la Justicia y no a la Presidenta. No sucede aún en Argentina, pero si en países civilizados. Civilizarnos respetando la Constitución y la Justicia es lo que el próximo gobierno debe intentar. Si lo consigue, lo reelegimos por  cuatro años y después de dos períodos, los futuros presidentes, congresistas, jueces, fiscales y Presidentes del Banco Central se comportarán en forma honesta, sensata y constitucional          , a diferencia de los que nos desgobiernan desde tiempo inmemorial.  Porque así                                        SERA JUSTICIA

Una respuesta to “MARCHA POR LA JUSTICIA POSTERGADA”

  1. Germán Rafael Pirán Says:

    O.k., por favor explica con detalle lo que querés, para difudirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: