Lorenzetti demagogo deseduca


Leo en Infobae.com hoy:

El titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, fue consultado hoy sobre el litigio que la Argentina mantiene en los EEUU con los holdouts por la deuda impaga. Al respecto, consideró que “la deuda debe ser pagada, pero no a costa del sacrificio del pueblo”.

“La Corte ha dado una opinión sobre la deuda externa que es muy diferente de la que dio el juez (federal de Nueva York Thomas) Griesa, y esto está publicado, es una causa, Galli, y lo que nosotros decimos allí es que la deuda debe ser pagada, pero no a costa del sacrificio del pueblo”.

En esa ocasión, en 2005, el tribunal avaló la pesificación y la estrategia del Gobierno al declarar el default y luego proponer un arreglo a los acreedores a través del canje de bonos. Rechazó de esa manera un amparo promovido por Hugo Galli y Silvia Attardi, tenedores de títulos de deuda expresados originariamente en dólares, quienes exigieron primero el cobro de los títulos en las condiciones en que habían sido emitidos, y posteriormente manifestaron su rechazo a la oferta de canje efectuada por el Estado nacional.

En su fallo, la Corte precisó que “para la valoración de la conducta del Estado y la razonabilidad de las medidas que adopta, debe tenerse en cuenta un sistema de normas que incluya tanto el cumplimiento de los tratados internacionales de orden financiero como los de derechos humanos que integran el ordenamiento jurídico”.

“Más allá de las cuestiones financieras, hay un pueblo que sufre las consecuencias de las ejecuciones, de las crisis. La deuda debe ser pagada, pero con el límite de los derechos humanos”, dijo el magistrado en declaraciones a radio Cadena 3, recogidas por la agencia Télam.

En ese sentido, remarcó que “las sentencias se tienen que cumplir”, y recordó que “la Corte lo ha dicho en reiteradas oportunidades”.

“Nosotros como jueces no podemos hacer ningún comentario sobre el juez ni sobre la obligatoriedad de la sentencia”, concluyó.

Lorenzetti razona como peronista: pedir prestado es bueno, pagar lo adeudado es malo. Por eso Argentina descendió moral y económicamente desde que el golpe militar puso a Peron como vice presidente y luego lo promovió como candidato a Presidente para 1946, y con el dinero del Estado ganó. Y desde entonces, el peronismo nos devora desde el Poder. No solo la Presidenta Cristina es peronista todavía, sino Lorenzetti, designado por Nestor Kirchner para tener una Corte Suprema oficialista, que en las causas importantes falle a favor del Presidente de turno. Recordemos Nestor echó a los suficientes Jueces Supremos para conseguir mayoría propia en la Corte Suprema  y dominarla,  tal como lo había hecho con el Congreso Nacional con mayoría peronista en ambas Cámaras. Así, los tres Poderes del Estado hoy en manos de la viuda de Néstor Kirchner, obliga a que Lorenzetti pronuncie las insensatas palabras que he transcripto. Que son exactamente lo opuesto a lo que sostenía el Prfesidente Avellaneda: a la deuda argentina había que pagarla con el sudor y el trabajo del pueblo. Nótese la obsecuencia y demagogia de uno y la seriedad y buen ejemplo de Avellaneda, para notar que el peronismo deseduca a la sociedad, al punto que Argentina se convirtió en un país nada confiable, donde no existe Estado de Derecho porque no hay forma de controlar al Presidente de turno, que dice exactamente lo opuesto al sentido común. Recordemos que Los Corteanos Supremos kirchneristas  votaron en favor de la pesificación, una estafa del Estado hacia la sociedad. Es tonto el argumento nacionalista retrógrado del actual Presidente de la Corte: en un pleito, generalmente hay dos partes, y dar la razón a los pobres porque son pobres y son mas que los ricos, implica una decisión política insensata. Es el primitivismo llevado al extremo, digno de nazis hitleristas. Por eso, endeudarnos con USA sería nacional y popular, pero cancelar el préstamo sería lo opuesto, quizas anti nacional y anti popular. Con ese argumento, estoy convencido que Lorenzetti es peronista y rico, y no debía cobrar alto sueldo como Presiente de una Corte Suprema que consideró valida y constitucional a la estafa de la pesificación. Los que ahorraron perdieron, y en cambio los endeudados – muchos empresarios entre ellos – ganaron. Pero el resultado fué patético. La moneda fue destruida por el Estado y los Jueces supremos lo consideraron algo positivo, en vez de traición a la Patria por los desgobernantes. Y si Lorenzetti cree que la pesificación fue una devaluación, se equivoca: el peso argentino convertible carecía de valor propio y sólo valía un dólar porque cada peso convertible tenía el resguardo físico de un dolar norteamericano que custodiaba el Banco Central, para garantizar que siempre existiría un dolar billete para canjear un peso convertible, de modo que el ahorro nacional pudiese quedar en Argentina, libre del riesgo de ser robado por el Estado. Pero el Banco Central durante Duhalde violó su rol de depositario de los dolares ajenos que respaldaban el 1 a 1 de la Convertibilidad, ya que el Banco Central estaba en manos de obsecuentes o bandidos, que no quisieron enemistarse con el presidente Duhalde, un peronista surgido de la maniobra ideada con apoyo de Alfonsín para que el desprestigiado peronismo reemplazara a Fernando de la Rúa, un presidente expulsado precisamente porque no quería destruir la moneda nacional.

Lorenzetti vive en un mundito propio, muy chico, que es la Corte Suprema, a la que maneja con fuerza, y se dice nombró un administrador no abogado sino contador publico, que trabajaba cuando él era juez provincial. La peligrosidad de declaraciones pro Presidenta Cristina es notoria, no se debe chupar las medias al Presidente,  y peor cuando se preside a la Corte Suprema Federal, que debe constitucionalmente ser independiente. Y lo de creer que a las deudas no se las paga con el esfuerzo humano de los deudores es algo mentiroso, dudo internamente Lorenzetti lo acepte. Porque de ser cierto, no existirían los prestamos internacionales: los paises pueden parecerse a las  “cigarras” o a las  “hormigas laboriosas”, como en la fábula, para Lorenzetti las cigarras que se las pasan silbando todo el día sin producir deben ser alimentadas por las trabajadoras hormigas. Es decir, invierte el orden jurídico civilizado que sostiene que las deudas se pagan, y punto. Esto es el resultado de dos milenios de evolución del Derecho, gracias a los Romanos y otros posteriores, pero Lorenzetti pareciera  corromper la cultura argentina, al invertir el sentido común. Esos Jueces deseducan y embrutecen al pueblo, y también cuando pudiendo investigar a los bandidos gobernantes importantes, no lo hacen porque están agradecidos a quienes les otorgaron sus actuales puestos públicos. Con esta clase de Justicia, seguimos descendiendo cultural, moral  y jurídicamente, y el SALVAJISMO es pregonado desde la Presidencia de nuestro máximo Tribunal Argentino. Por eso mismo  la Justicia está desprestigiada…y nosotros el pueblo salvajizados, en vías de convertirnos en bestias, porque el crédito y la confianza se destruyen desde la Corte Suprema, con beneplácito de los ricos y para desdicha de la mayoría enorme que no son tan poderosos como el Presidente de la Corte Suprema que habla cuando debe cerrar la boca o avisar urgente a la Presidenta Kirchner que no se debe actuar como ella lo hace..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: