ACTIVAR EMPLEO PRIVADO


NOVENA CHARLA del Cursillo de Economía Criolla Mayo 2001 desde nuestra  ex http://www.inculturaargentina.com.ar 


COMO REACTIVAR EL EMPLEO PRIVADO YA

 INSTRUMENTACION

 SEGURO CONTRA ACCIDENTES DE TRABAJO

 EL COSTO DEL SISTEMA

 

Don Zoilo propondría iniciar ya mismo la guerra nacional al desempleo, con las siguientes medidas, que no demorarían más que una semana. Pueden tomarse a nivel Nacional, con un Decreto de Necesidad y Urgencia, o a nivel local, por las Provincias y por el Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires.

El empleo privado se activará en dos “frentes”: para menores hasta veinticinco años, y para sectores humildes hastas trescientos pesos. Para cada categoría, se fijará un tope inicial del uno por ciento de la población de cada Provincia o la Ciudad de Buenos Aires.

Serán legislaciones de emergencia, no regidas por la ley laboral sino por el código civil, y no se computarán como antigüedad para las jubilaciones, y no devengarán aportes jubilatorios o sindicales. El trabajador recibirá en mano la totalidad del salario, y su patrón no deberá abonar ningún otro costo indirecto.

Hemos visto que para los menores, es una forma de iniciar la vigencia del CONTRATO DE APRENDIZAJE, sobre la base de que la mejor forma de aprender a trabajar es trabajando, y se considera de interés público – una Cuestión de Estado – que la juventud aprenda a trabajar para reimplantar la Perdida Cultura del Trabajo.

Para los sectores mas necesitados, las consideraciones son similares, y hay que permitir que aquellos que lo deseen consigan un trabajo para ganarse su pan y recuperar la dignidad de trabajar. En esta emergencia, equivalente a una guerra nacional, los aportes jubilatorios y sindicales pueden dejarse de lado, ya que lo importante es que trabajadores y patrones SE PUEDAN DAR LA MANO Y JUNTOS PRODUCIR LA RIQUEZA QUE TODOS NECESITAMOS.


 INSTRUMENTACION

Para evitar polémicas estériles con los sindicalistas, y para que la sociedad no siga diciendo que ellos son los que impiden crear trabajo al exigir que solo se pueda trabajar en blanco pagando aportes sindicales y jubilatorios, y que por eso (cosa es absolutamente cierta) tenemos hoy el MALDITO DESEMPLEO, se comenzará en forma gradual, estableciendo un cupo del uno por ciento para CADA UNA DE LAS DOS CATEGORIAS: SUELDOS DE BAJO NIVEL Y PARA LOS CONTRATOS DE APRENDIZAJE, sobre el porcentaje de la población total de cada región.

Imaginemos la Capital Federal: con tres millones de habitantes, habrían treinta mil cupos para MENORES y otros treinta mil para SUELDOS BAJOS. Es decir, podrían generarse hasta sesenta mil puestos de trabajo privado, SIN COSTO ALGUNO PARA EL ESTADO NACIONAL O LOCAL.

Esto se instrumentaría muy fácil, gracias a la maravilla de la computación: se crearía un Registro de Trabajo, que se confiaría al Colegio de Escribanos de la Capital Federal.

Allí, se irán inscribiendo los contratos de cada categoría, con un trámite muy sencillo, y prácticamente sin costos, que sería mas o menos así:

  1. el futuro patrón reserva “cupo” como empleador, y paga diez pesos de arancel inicial al colegio, y luego cinco pesos mensuales durante el plazo que dure el contrato, como “servicio de mantenimiento del registro” por cada uno de los empleados a su cargo. No podrán tomarse mas de cinco empleados por cada persona física o jurídica, y para ser empleador tan sólo se exigirá el número de inscripción ante la D.G.I., el nombre y domicilio y datos personales de empleador y empleado, las condiciones pactadas de trabajo (que serán firmadas por triplicado, y un ejemplar quedará depositado dentro de los treinta días con el Colegio de Escribanos).
  2. El atraso en el pago del servicio mensual de mantenimiento del cupo hará terminar la relación contractual conforme a esta ley.
  3. A través de la computadora, el Colegio de Escribanos tendrá permanentemente abierta la información sobre los cupos que van quedando libres para cada categoría.
  4. Si en una de las categorías llegara al tope, podrán tomarse empleados adicionales a cuenta del cupo de la otra categoría, ya que la esencia de esto es conseguir sesenta mil nuevos puestos de trabajo, no importando si hay mas de un cupo o del otro.
  5. Al llenarse el cupo total de ambas categorías, el Colegio de Escribanos hará dos cosas: a) Comunicará al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma que el cupo está cubierto, y b) en el interín, y para evitar inconvenientes a la sociedad, podrá el propio Colegio de Escribanos, en su carácter de Custodio del Registro, si corresponde aumentar provisoriamente el cupo hasta en un veinte por ciento máximo, a cuenta de un eventual aumento legislativo del cupo, y esta decisión, tomada POR DELEGACION DE LA AUTORIDAD ESTATAL hará que todos los nuevos contratos autorizados por ellos dentro del margen expresado gocen de la misma seguridad jurídica que los anteriores.
 SEGURO CONTRA ACCIDENTES DE TRABAJO

Sería conveniente que los empleadores puedan contratar un seguro contra accidentes de trabajo para cubrir este riesgo, y para ello hay que liberar a los contratos de seguros de todos los impuestos nacionales y provinciales, de modo de abaratarlo al máximo. Pero no hay que exigir el seguro como medida previa al contrato, sino requerir al empleador que informe dentro de los treinta días de iniciada la relación laboral, la existencia del seguro al Colegio de Escribanos, como ente de control.

 

 EL COSTO DEL SISTEMA

Si el proyecto tiene éxito, hasta sesenta mil nuevos trabajadores se incorporarían a la actividad productiva en la Ciudad de Buenos Aires, a un costo mínimo: diez pesos por cada uno inscripto, y cinco pesos mensuales por gastos de mantenimiento del registro.

Al patrón, sería un costo insignificante: diez pesos de entrada y cinco por mes para asegurarse el cupo de su empleado. Al Colegio de Escribanos, inicialmente le ingresarían diez pesos por nuevo trabajador, es decir, hasta seiscientos mil pesos, y luego dispondría hasta de cinco pesos mensuales por mantenimiento de cupo, es decir, hasta trescientos mil pesos para mantener el costo de llegar registro.

A la sociedad le daría la tranquilidad de que detrás de esto está nada menos que la seriedad del Colegio de Escribanos, y esto evitaría cualquier posible sospecha sobre trampas, malentendidos o ventajas indebidas. Al Estado no le costaría un peso. Y al Gobernante que saque adelante esta medida y consiga sesenta mil puestos de trabajo en la actividad privada, le representaría apoyo de la sociedad. Los Sindicalistas tendrían que callarse la boca, porque si se oponen a que los mas necesitados y los mas jóvenes comiencen a trabajar, quedarían enfrentados EXPRESAMENTE CON EL RESTO DE LA SOCIEDAD, DE MODO QUE SE LA TENDRIAN QUE BANCAR. E, INCLUSO, SI SON INTELIGENTES, DECIR QUE APOYAN LA MEDIDA, PORQUE SIEMPRE QUISIERON APOYAR A LOS TRABAJADORES Y QUE UNA EMERGENCIA SOCIAL COMO LA PRESENTE JUSTIFICA UN PLAN DE EMERGENCIA LABORAL POR TRES AÑOS.

NOTA: este ejemplo corresponde únicamente a la Ciudad de Buenos Aires, donde tentativamente se lograrían sesenta mil puestos de trabajo (con la posibilidad de llegar a setenta y dos mil si el Colegio de Escribanos decide aumentar el cupo).

Si la medida se tomara A NIVEL NACIONAL, sobre una población de treinta y ocho millones, el dos por ciento serían setecientos sesenta mil puestos nuevos de trabajo, aumentables en un veinte por ciento si los Colegios de Escribanos locales decidieran su ampliación.

¿Cuál sería razonablemente el “impacto social” de incorporar a casi novecientas mil personas al trabajo? Creen que los ánimos de la población subirían o que bajarían? ¿Y la economía? ¿Habría mayor producción de bienes y servicios o menor?

Este proyecto NADA CUESTA AL ESTADO. ¿cuál es su contraindicación ? ¿se supone que NINGUN ARGENTINO APROVECHARÍA ESTA VOLADA? ¿QUÉ EXCUSAS TIENEN LOS GOBERNANTES – QUE RECIBEN BUENOS SUELDOS ESTATALES, PARA OPONERSE A QUE LOS NECESITADOS TRABAJEN?

Los argumentos jurídico-constitucionales por los cuales los Estados Provinciales pueden dictar por si solos estas legislaciones de emergencia que modifican transitoriamente la legislacion laboral nacional están en el libro ¿Dónde están los Estadistas? que puede verse íntegramente en esta página web, en los capítulos titulados “mayor productividad”, “mayor ocupación” y “las leyes laborales provinciales”.

Fin de la Novena Charla

 

Una respuesta to “ACTIVAR EMPLEO PRIVADO”

  1. Germán Rafael Pirán Says:

    Nota del autor: 300 pesos mensuales de sueldo en 2001 mencionados en la charla Como Reactivar el Empleo Privado equivalían entonces a 300 dólares,porque existía la convertibilidad. Desde entonces, el dólar se depreció mucho respecto del oro, el trigo y eso permite calcular a valores de enero de 2014 un sueldo equivalente a dos mil pesos actuales, hiperinflacionados por Duhalde, Néstor y Cristina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: