DEPÓSITOS Bco. CIUDAD


La disputa sobre los depósitos judiciales nacionales en el Bco. Ciudad continúa mediáticamente en http://www.lanacion.com.ar/1507986-macri-ya-prepara-una-demanda-judicial donde  Adrián Ventura opina que es la Municipalidad la que debe custodiar esos fondos, y lo fundamenta. El anuncio de que la Ciudad demandará judicialmente al Estado para mantener la custodia de los depósitos, parece equivocada y desesperada. Dudo la Justicia Federal pueda fallar a favor de la Municipalidad, tratándose de dinero depositado en juzgados Nacionales.

CRÉDITOS HIPOTECARIOS

El Presidente del Banco Ciudad se esfuerza en demostrar algo obvio: la Ciudad otorga mejores créditos hipotecarios que el Nación. Pero por allí no pasa el problema. Debería intentar  convencer a los ineficaces legisladores nacionales que Argentina necesita reinventar la moneda y sistema financiero que hoy no tenemos, al menos en forma confiable y sensata, para que los créditos hipotecarios para viviendas vuelvan. No es la Justicia la forma de obtener que  vuelvan los créditos hipotecarios, son  el Congreso Nacional y la Presidenta, quienes deben ocuparse. La Justicia no puede inventar  motivos jurídicos para que los depósitos judiciales en disputa queden en manos del Municipio.

Parece  el Banco Ciudad estar mejor administrado que el Nación. Este último es mera  “caja”  de los Presidentes argentinos de turno. Deplorable, pero es el resultado del modelo fascista dirigista que nos tiene atrapados desde 1930 a hoy. El cristianismo es mas de lo mismo, no se interesa por otorgar créditos hipotecarios, a menos que sean viviendas construidas por empresas estatales, que las construyen caras y de mala calidad.

Las buenas intenciones del doctor  Adrin Ventura, y del propio Banco Ciudad, no alcanzan. Hará falta que la gente vote el año próximo en favor de propuestas diferentes 180° de lo que pretenden los partidos políticos mayoritarios, todos dirigistas. Mas actividad, empleo y créditos de bancos privados a largo plazo, es lo que necesitamos. Menos burocracia y gasto estatal, para que mayor porcentaje de gente trabaje en la actividad privada, reduciendo empleo publico improductivo. Lo contrario del peronismo y el radicalismo, que designan empleados en forma clientela. Un país sin moneda estable y sistema financiero sensato, sigue desgobernado. Y desde 1930 a hoy, van demasiados años…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: