¿CÓMO SE CONSTRUYE EL SOCIALISMO?


De:
“Dr. Santos Mercado” <santosmer@hotmail.com>

Agregar remitente a Contactos

Para:
grafpi1@yahoo.com.ar
Cc:
“Gaston Alejandro Saint Martin” <gsaintmartin@hotmail.com>
Mis queridos amigos Germán y Gastón
 
Hce unos días estuve con Alejandro Chafuen, argentino y  presidente del Atlas Fundation. Supongo que lo conocen. Dio una conferencia muy interesante acerca de cómo los socialistas se están apoderando de América Latina.
 
Aquí les mando mi nuevo texto,a ver qué les parece.
Un fuerte abrazo
 
Santos
 
¿CÓMO SE CONSTRUYE EL SOCIALISMO?

Santos Mercado

A lo largo de la historia mundial se pueden detectar  diversas maneras de construir el socialismo, algunas son muy violentas otras están llenas de amabilidad y dulzura, tanto  que la gente ni cuenta se da que se le va sometiendo a un infierno socialista.

Aquí mencionaré algunas vías, las más comunes al socialismo. Pero antes de hablar de las rutas al socialismo, es necesario tener claro el concepto.

¿Qué es el socialismo? Se puede dar una respuesta rápida diciendo que socialismo es lo contrario al capitalismo. Pero esta definición sólo nos dice que capitalismo y socialismo son polos opuestos, agua y aceite,  pero no da mayor claridad. Entonces tenemos que referirnos al concepto básico que define a los sistemas económicos: la propiedad privada.  Socialismo es el sistema económico, político y social que se basa en la eliminación de la propiedad privada. En el socialismo, ningún individuo puede ser propietario de alguna fábrica,  una casa ni  nada que sea susceptible de vender o intercambiar y producir lucro. Vender y comprar, es decir, el comercio es una categoría propia del capitalismo, no del socialismo. Naturalmente, si ningún individuo es propietario de nada, alguien tiene que administrar los recursos “del pueblo”. Se tiene que formar un gobierno, un partido, un buró o dejar todo en manos de un líder que planifique la vida de todos. De esta manera, todos comerán, vestirán y la sociedad será feliz, es la promesa socialista.

Ningún país es completamente socialista y ninguno es puramente capitalista, todos tienen una combinación de ambos. Pero todas las naciones están tratando siempre de ir a uno u  otro de los extremos, esa es la dinámica inherente a la vida social, económica y política de  cualquier país.

Generalmente los líderes políticos son los que están tratando de llevar a sus pueblos a uno u otro extremo, la gente se deja llevar por las promesas o por la ignorancia, algunos se oponen y otros simplemente callan y soportan.

Pero veamos algunos procedimientos de aquellos líderes que empujaron a sus países hacia el socialismo.

Vladimir Ilich Lenin formó un partido político de gente muy atrevida, decidida y disciplinada que obedecía las órdenes del comité central, o más bien de Lenin. Tenían que cumplir las tareas del partido como si fueran órdenes militares, de tal forma que el día señalado, a la hora indicada y en el lugar planeado tumbaron a cañonazos al Zar y tomaron el poder. De la noche a la mañana los rusos supieron que ya había un nuevo gobierno dirigido por el Partido Comunista de la Unión Soviética, o mejor decir, por Lenin. Este método se puede llamar “asalto al poder por sorpresa”. No se puede hacer si no se tiene un pequeño ejército de militantes comunistas que obedecen las órdenes sin el menor titubeo ni vacilación, como soldados disciplinados. Este método lo usó Fidel Castro y Hugo Chávez en su primer intento por tomar el poder en Venezuela.

Otro método es el democrático. Pensemos en el caso de Salvador Allende, un líder comunista que participó en las elecciones y ganó con una mayoría relativa pues apenas obtuvo el 32% de la votación. Ya en el poder inicia su programa socialista. Empieza por destruir la propiedad de los empresarios más prominentes, los dueños de las minas de cobre. La forma de destruir la propiedad privada sobre las minas no consiste en echar una bomba para derruirlas, tendría que estar completamente desquisiado. Más bien, inició un programa de nacionalizaciones contra el capital foráneo y expropiaciones contra los ricos chilenos. Convenció al pueblo de que ahora todos los chilenos iban a ser “dueños” de las minas. La gente se lo creyó y así siguió expropiando  la industria eléctrica, la ferroviaria, el transporte marítimo, la aviación entre otros. Si no lo detiene Augusto Pinochet se hubiera seguido con las tierras, las escuelas, las casas y todo lo demás para que al fin terminara todo en manos del Estado.

El tercer método se refiere a una vía fiscal. Consiste en que un gobierno empieza a aplicar impuestos cada vez más altos a la gente que más gana. El caso más representativo fue Suecia. El gobierno, de vocación socialista, convenció a  la población para que aprobara un plan de impuestos progresivos “para reducir las desigualdades”. La población ignoraba que era un plan de destrucción de propiedad privada y lo aprobaron sin saber que estaban destruyendo su economía. Los impuestos llegaron a subir al 85% hasta que eliminaron casi todos los incentivos para ser empresarios, “mejor me espero a que el gobierno me mantenga”.

El cuarto método consiste en crear un gran aparato de regulación de los mercados y de toda actividad económica. Se pueden crear, por ejemplo, una cámara de diputados, de senadores o de legisladores para que establezcan las reglas que debe cumplir un negocio de hamburguesas, de aeronáutica, de alimentos o de droga.  También se pueden crear secretarías de Estado para que regulen el turismo, la energía o la economía. Esta es la forma más amable y “civilizada” de conducir a un país hacia el socialismo, la gente no se da cuenta y hasta puede aplaudir y votar para tener gobernantes que  sigan en esa línea. Un ejemplo de este método es México, Argentina y España.

Finalmente podemos señalar un quinto método. Es aquél que dice que va a salvar a la economía capitalista mediante más intervención del gobierno, son los keynesianos. La gente aplaude que el gobierno contrate trabajadores “para reducir el desempleo”, no importa que sean improductivos “unos abren  hoyos y otros los tapan” como sugería John Maynard Keynes. El aparato burocrático crece sin límites. Este método  gusta de usar la maquinita que fabrica billetes para pagar a los nuevos empleados del gobierno, el gobierno otorga créditos a los empresarios y al público, “es para aumentar la demanda agregada”, dicen.  Un país que es ejemplo, hoy en día, de este método son los Estados Unidos de América  con su presidente izquierdista Barack Hussein Obama. Ironías de la vida, los USA fueron alguna vez el ejemplo maravilloso de país capitalista. De seguir así los Estados Unidos de América llegarán a ser, en pocos años,  el ejemplo de país socialista donde todo estará bajo control del gobierno.

Faltan de considerar los métodos socialistas que usaron Adolfo Hitler, Pol Pot, Mao Tse Tung y otros. Incluso la vía educativa con escuelas públicas,  los veremos más adelante.

Sea cual fuere  el método para construir una patria socialista, el resultado final es el mismo: Pobreza generalizada, destrucción del individuo, violencia, corrupción  y un negro futuro para varias generaciones. Fin. 10 agosto 2010

  

 

3 comentarios to “¿CÓMO SE CONSTRUYE EL SOCIALISMO?”

  1. juan Says:

    Creo que hay que ver mas allá de lo visible para el hombre no informado y tomar nota de que la cleptomanía, mal llamada neoliberalismo, es la que hace 50 años está destruyendo la economía argentina. Son los ajuste fiscales recomendados por un ícono de la cleptomanía, el FMI, y sus secuaces en el gobierno los que hicieron el daño. Cuanto mas independiente del poder foráneo fue Argentina mas próspero fue el país y mejor redistribucion hubo. Una sin la otra solo sirve a los ricos.
    Los países que se dicen mas liberales o capitalistas como EEUU o Inglaterra, crecieron gracias a la intervención del estado y no gracias a su ausencia. Y estos 2 estados fueron mas prósperos en epoca de banco central estatal que en epocas de banco central privatizado.
    El problema no es capitalismo o socialismo, sino el deficiente sistema monetario que esta hecho por los banqueros para su exclusivo beneficio.
    y sobre esto escribió Silvio Gesell. Lo conoce?
    Además no se debería permitir la gran concentración de riqueza y poder que actualmente hay en el mundo. A quien le sirve? solo a una pequeña minoría enfermita mental que lo quiere todo para ellos.
    No se deje manipular por la falsa opcion al capitalismo que es el socialismo. Es lo mas funcional a la derecha que hay. Es muy pobre la zurda latinoamericana.
    con cualquiera de las 2 opciones a la larga terminamos todos pobres. Homo homini lupus.
    Otra: en rusia hubo capitalismo de estado como lo hay hoy en china, así que esta bastante mezclado el tema.
    Saludos.

    • Germán Rafael Pirán Says:

      Juan:
      las palabras suelen engañar, la principal fuente de la riqueza es el trabajo productivo, que cuando está en manos privadas, rinde mucho mas, y el drama argentino es que el Estado está al servicio de los bandidos para robarnos mejor, y de allí las alianzas con distintos sectores y países, en los ultimos ochenta años, que perjudican a la gran mayoría, mientras una minoría se alterna para ordeñarnos y esquilarnos.
      Gessel creo era el abuelo de don Carlos, el forestador y creador de Villa Gessel, que actuó durante la época en que la moneda era metálica, y se refería a circunstancias que ya no son iguales hoy, desde que la moneda de papel, básicamente el dólar, comienza a regir para medir valores en el aspecto económico a nivel global. El oro no alcanzaría para monetizarse y servir como patrón de intercambio hoy, porque el volúmen de las transcacciones creció demasiado (posiblemente por eso se produjo la gran depresión en 1929). El asunto es ¿con cuales países o grupos conviene aliarnos? y a juzgar por los resultados, Argentina estaba bastante bien ubicada mientras los británicos controlaron el mundo, pero cuando empezaron a perder posiciones frente al surgimiento claro de USA, nuestros gobernantes apostaron al sistema fascista dirigista, donde se digita todo desde el Estado, y nos mandaron lenta pero paulatinamente al descenso, con militares bien intencionados al principio, luego cada vez mas piolas y bandidos y con los partidos políticos que se convirtieron en lo que hoy vemos, finalmente: una corporación privilegiada minoritaria, que nos domina mientras finge que se pelean entre sí, y son tan hábiles que dominan el show, y se retiran muchos archimillonarios. Ministros de Economía pobres habría que averiguar si se produjeron, de los Presidentes preferimos no hablar, porque es Secreto de Estado todo lo que se maneja desde la ex SIDE, y lo cierto es que nadie alienta que el ahorro nacional quede en el país para generar créditos a corto, mediano y largo plazo para desarrollar mas empleo privado y empresas que generen riqueza y bienestar para los Argentinos, desde el ambito privado, aliados o no con capitales del Estarior, pero con un Estado que no destruya recursos ajenos, como el Kirchnerismo, sino que aliente el aumento del porcentaje de gente ocupada. Y obviamente, que permita que las Provincias dicten sus propias leyes, para crearse mejores condiciones y competir con las restantes, en forma sana y creativa, de modo que se genere la vieja cultura del trabajo productivo privado que hizo grande a Argentina y que ya no existe.

  2. Germán Rafael Pirán Says:

    Reblogueó esto en ARGENTINA SALVAJIZADA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: