Archive for 30 julio 2010

2011: ¿TRIPLE EMPATE PRESIDENCIAL?

30 julio, 2010

Los analistas políticos están cuidadosos: dicen que la actual tendencia pareciera pronosticar  un triple empate presidencial. Pero a una segunda vuelta  electoral van  sólo los dos candidatos más votados, es  imposible un triple empate. Alguien quedará  afuera del ballotage, y  definirse por penales la Presidencia.

Los medios hacen demasiado ruido en torno a los candidatos  radicales, pareciera confirmarse nuestras sospechas de que éstos controlan paquetes de medios de información desde la época del hiperinflacionario=hipercorruto gobierno alfonsinista, y no enfatizan las posibilidades del Justicialismo Federal, lo cual sorprende.

Suponemos que si la gente está cansada de los Kirchners, la alternativa sensata es recordar cuan malos e incapaces fueron y son los radicales en el Gobierno, y apostar a elegir entre  los mejores gobernadores provinciales, con experiencia administrativa, para la fórmula Presidencial.

Ojo: entendemos que la provincia mejor gobernada de Argentina es San Luis, desde hace décadas, y la peor, posiblemente Buenos Aires.

De allí que siendo muy chiquita San Luis en cantidad de votos, la lógica sería que se alíen los Rodríguez Saa (uno de ellos) con algún justicialista federal de una provincia grande, tipo la de Buenos Aires. Pero justo en esa provincia parecen todos kirchneristas los posibles candidatos justicialistas para vicepresidente, o mejor dicho, no hay candidatos federales atractivos que sumen votos.

 Si de Narváez fuese argentino nativo, y candidato a Vicepresidente, sacaría  más votos, en teoría,  que el kirchnerismo en la Provincia de Buenos Aires. Pero como aparentemente puede ser el próximo Gobernador, su nombre  traccionaría votos presidenciales al justicialismo federal. Recordemos que Menem, que de elecciones sabe más que nadie,  le avisó a Scioli que si se distanciaba de  los Kirchners antes de las elecciones de junio de 2009, sería el Presidente para el 2011, pero no fue escuchado.

Por otro lado,  la Ciudad de Buenos Aires tiene muchos votantes  no kirchneristas,   cabe suponer que una fórmula anti Kirchner saldrá primera para Presidente y vice en Capital Federal. Descartamos  a Mauricio Macri, cuyo destino político hoy está en terapia intensiva.

Y los capitalinos tendríamos que elegir entre el pan radicalismo fracasado, o un justicialismo federal atractivo.  Rodríguez Saa tiene muy buena imagen en la Capital, y si va para Presidente, y se asocia con algún Vicepresidente  potable para ambas Buenos Aires (Ciudad y Provincia) es factible que terminen primeros en las elecciones de 2011.

Una fórmula ideal,  para nuestro blog sería un Rodríguez Saa acompañado de algún político  serio (hay muy pocos, tipo Pino Solanas). El radicalismo pierde solo las elecciones, pues en la Capital recordamos bien que  cuando le llega el momento de gobernar,  fracasa, roba y se escapa antes de terminar o los echan sus propios traidores correligionarios asociados con la oposición. Esa historia la conocemos, y preferimos no se repita.

Aceptamos que nadie sabe nada sobre lo que puede suceder en el 2011, porque  Cristina está a tiempo de declararse nuevamente menemista y terminar aquella tarea de volcarnos abiertamente  al mundo occidental, que le quedó trunca a Carlos Menem cuando le impidieron la interna justicialista para evitar el duhaldismo  que ganara la Presidencia por tercera vez, en el 2003. 

Si  se produce ese cambio (o retorno a la sensatez),  es posible  que a Cristina la reelijan.  Tenemos pánico a los radicales en la Presidencia, que tanto nos engañaron, y  aclaramos que preferimos al justicialismo Federal, siempre que sea liderado por el mejor Gobernador, con obra concretada, a  que sea Presidente un  político  sin experiencia administrativa exitosa como gobernador provincial. Tememos obviamente que los Kirchner sigan insistiendo en este socialismo redistribucionista  sin moneda ni sistema financiero, y  el mismo sistema laboral  populista dirigista, que es la exclusiva causa de la maldita e insólita desocupación.

Aquí fracasó   ese sistema bandido, e igual sucedió en Europa, donde hasta España tiene que arreglar desastres del dirigismo franquista que produjo  demasiados desocupados y empleados públicos improductivos.

Anuncios

DIRTY WAR, DIRTY SECRETS…

29 julio, 2010

 El jue 29-jul-10, SUE LITTLETON <mujermaiz@yahoo.com> escribió:

Asunto: Fw: “Guerra Sucia, Secretos Sucios” “Dirty war, dirty secrets — the life of Robert J.Cox, the journalist who did his job: publish what others hushed” — Launched in Spanish in BsAs!
Para: “German rafael” <grafpi1@yahoo.com.ar>, “Gaston Alejandro” <gsaintmartin@hotmail.com>
Fecha: jueves, 29 de julio de 2010, 23:39

NO COMMENT.  I JUST PASS THIS ON TO YOU.

Sue

Thursday, July 29, 2010
Commentary

The Robert Cox story, now in Spanish
Human rights — all in a day’s work

Foto Noticia
By Michael Soltys
Herald staff

The book which former Herald editor Robert Cox could never write is at last not only published but now available in the language of this country — ‘Guerra sucia, secretos sucios — La vida de Robert J. Cox, el periodista que hizo su trabajo: publicar lo que otros callaban’ (“Dirty war, dirty secrets — the life of Robert J.Cox, the journalist who did his job: publish what others hushed”), written by his son David E. Cox, translated by Teresa Arijón and published by Editorial Sudamericana, was launched at a Palermo bookshop on Tuesday evening.

Half a dozen leading figures lined up to pay tribute to Cox’s championship of human rights and journalistic ethics during the 1976-83 military dictatorship, straining logistics to the limits, although countless more panellists could have been found among both the living and the dead — thus the legendary writer Jorge Luis Borges once told the Herald editor: “A man does what he has to do, señor Cox. I count myself among your admirers.’’
First to speak was Perfil owner Jorge Fontevecchia, who deplored the reality that the moderation exemplified by Cox is never attractive — least of all in today’s media world polarized between the 6,7,8 of the Kirchners and the Papel Prensa newspapers with human rights now bastardized into a political opportunism which smears the 1984-5 CONADEP commission on the missing. Too many journalists today were political militants, said Fontevecchia, praising Cox’s ability to defend the extreme left while leaning to the right himself. The winners always rewrite history but the past must be rescued and the past will out, Fontevecchia insisted.
As the only panellist who had actually worked in the Herald (apart from both Coxes), Uki Goñi concentrated on his time there — an apprenticeship which had fostered the illusion never to be repeated that all journalism was at so high a level. Goñi’s profiles of courage from that era was preceded by a disclaimer of heroism — not only because both Cox and he “trembled” but because they did not immediately realize the full dimensions of the crimes against humanity, long trusting in the reappearance of the missing. Yet as proof of Cox’s courage, he cited the dire warning of junta member Admiral Emilio Massera: “I never want to see my name in your newspaper again,” only to be the subject of the next day’s editorial. Not everybody in the newspaper or the Anglo-Argentine community agreed with the defence of human rights (as Cox painfully learned when he started attending cocktails after 1976 in the hope of pulling the right strings).
Cox was equally stern in his defence of the law with the victims — Goñi remembers him telling the Mothers of Plaza de Mayo (where the novice journalist was in the forefront with more Spanish than the rest of the staff) that everything had to be done within the law even if there was none because one day the law would return. Goñi concluded by praising his rejection of force and ideological discrimination, expressing his admiration of his former editor as “living proof that silence is not the only option”).
Although the author of the book being launched, David Cox no more wanted to be the star of this show than the centre of his father’s biography, stressing that he had only written what his father could not write with the advantage of daily family contact and at the express command of Charleston Post and Courier director Pierre Manigault (the son and heir of Cox’s mentor Peter Manigault). Recalling that his father had been bombed by the Nazis in wartime London as a child while his mother was collecting for Spitfires on the other side of the ocean, their son thought that their paths were destined to cross against fascism. He concluded by stating his conviction that truth and journalism could overlap. At the end of the night the younger Cox received a City Legislature diploma in recognition of his work.
Veteran journalist José Ignacio López picked up the author’s words by saying that Robert Cox could never have written the book for the simple reason that he had lived it. Perhaps the only panellist to continually refer to the book (including even its author), López praised Cox’s courage and honesty in consistently recounting the truth in a country which dodged reality and did not want to know — first terrorism was minimized as a police problem until it was too late and then a blind eye was turned to state terrorism until it was also too late. Today journalism faces new challenges such as rapidly changing technology but the ethical example of Cox is eternal.
City Legislator Sergio Abrevaya of the Civic Coalition (scheduled as the first speaker but held up by traffic) praised Cox for alerting him to the “scourge” of the military dictatorship during his childhood (he was a classmate of Robert Cox Jr.) and for “defending lives, not ideology,” into which the human rights cause has now been perverted, he said. As a father of five (including Robert Jr. and David), Cox had every excuse not to risk his family by defending human rights but he still did his duty as a journalist.
Like all speakers, Nelson Castro of television fame supplied his own Cox anecdote in the form of a 1985 Meet the Press programme in the United States while a trainee journalist there — since then Cox had been a “beacon” for professional ethics and the value of journalism. How many more lives could have been saved with more Coxes, said Castro, (concluding that honest journalism is essential for a free society)?
Independent journalism was even more necessary for a free society, said the central figure of the night, finally taking up the microphone — there was a “parapolitical journalism” today which was “truly unacceptable.” Cox rejected the notion of the past being past because things were still being discovered in the present —there could never be a “never again.” He downplayed the praises of his co-panellists — he was just “doing his job” (and perhaps trusting in a military honour which never appeared). Despite all the problems (which continued beyond 1983 with military uprisings and terrorist attacks), he was optimistic about Argentina with its wealth of talent and with less problems now — and despite his incorrigibly English accent, he had no compunction in saying that following all these experiences made him feel more Argentine than the Argentines. With newspapers vanishing in the US, he was delighted to see a vibrant press here but he had been down that road before — after 1976, the newspaper’s human rights stance cost the Herald its multinational advertisers but new ones emerged to take their place and the Herald continues today. Democracy is possible in Argentina, he concluded, but it needs a free and independent journalism.

“Life is not about waiting for the storms to pass.   It’s about caring and
 loving your relatives and friends while you can touch and see them,
 and they are still among us.”

DESEMPLEO: ENFERMEDAD SOCIAL

29 julio, 2010

Una  razón para ocultar el  porcentaje de gente no productiva en la sociedad, es que  eso  mide la capacidad de los gobernantes, en el mundo civilizado.

Los países adelantados tienen pocos problemas de gente que desea trabajar y no consigue empleo. Si  no pueden trabajar, por motivos extremos ( edad o salud),  no se los cuenta, son clase pasiva.

                         ¿EXISTE CURA A NUESTRA ENFERMEDAD?

La principal “línea defensiva” social contra la plaga de la desocupación es el empleo en negro.  Gracias a eso, millones se mantienen activos y productivos, Argentina no cayó tan bajo, a pesar de nuestros gobernantes. Si el trabajo en negro es el 35%, enhorabuena, lo malo sería que estos seres normales aceptaran las leyes laborales justicialistas, y se negaran a trabajar a la espera que los bandidos gobernantes de turno les den lo que necesitan para vivir ellos y sus hijos. Por ese lado, pierden, cada vez hay más desocupados y mayor delincuencia en las calles de todo el país.

                        ¿PORQUÉ NO TENEMOS LEYES SENSATAS?

Si queremos achicar el desempleo, podemos copiar casi textualmente las leyes de los países que no lo tienen, en serio. No los que mienten, o los que carecen de un sistema parecido al nuestro, como Cuba o China, socialismos que nada tienen que ver con lo que la mayoría argentina desea.

Una forma práctica es fijarnos en las leyes de los sitios a los cuales nuestros emigrantes eligieron, y veremos que normalmente se debe a que son países más avanzados (nadie emigra para trabajar a Cuba) y que sus leyes alientan el trabajo en vez de combatirlo. Porque subyace la cultura de que trabajar es bueno, y el ocio es malo. La pereza será  la Madre de todos los Vicios, pero la desocupación es el padre de la delincuencia, porque es quien la alimenta.

                             MINISTERIO DEL TRABAJO

El segundo  Ministerio más inútil  (después de Economía)  es el de Trabajo, porque su función no es  solucionar la desocupación, sino servir de enlace entre el Presidente de turno y el sindicalismo perverso, que logra se mantenga la desocupación a través de exigir aportes sindicales cada vez más altos, para contar con fondos para enriquecer a la minoría sindicalista a costillas de sus aportantes. Que son afiliados compulsivamente por un pacto bandido entre el Gobierno dirigista y el sindicalismo malo (existía otro, el bueno, pero casi desapareció).

Son la columna vertebral de todo movimiento fascista nacional, y lo dicen  descaradamente. Como si fuese un logro social cerrar empresas que tienen trabajadores en negro, y no un atraso en la evolución humana, porque alienta y aumenta la mayor enfermedad social. Y los capos de cada Sindicato son casi todos archimillonarios, y la gente lo acepta, mansamente.

                                   EL TRABAJO EDUCA

Los presidentes parecen desconocer que el trabajo educa, a medida que se lo va aprendiendo, y luego cada vez resulta más fácil y se puede buscar otros objetivos o desafío mayores: trabajar en cosas más complejas o interesantes o productivas o entretenidas.

Ojo, la política también es un trabajo, y los políticos verdaderos comienzan desde abajo como pinches de políticos instalados, y van trepando, porque la gente se renueva: envejece y muere, y hay que reemplazarla, en forma continuada, permanentemente. Pero los políticos se deben entrenar en el arte de sobrevivir ellos, a costillas de los miembros de la sociedad que producen trabajando, porque esta es la verdadera causa de la riqueza de las naciones: el trabajo humano es la base, el desarrollo viene después.

Los Kirchners son un ejemplo de matrimonio unido y trabajador, que en poco tiempo escaló posiciones, desde una modesta oficina jurídica en un alejado territorio hasta ocupar hoy la Presidencia.  Ahora que ya la hicieron, como dicen en algunos sitios, les corresponde devolver a la sociedad parte de todo lo que recibieron. Y su mejor aporte sería terminar con las leyes que impiden trabajar, porque crean resentimiento hacia el empleador (como si fuese un esclavista anterior a la abolición) en vez de enseñar a la gente que es preciso trabajar en equipo (como los alemanes, holandeses  y  españoles nos mostraron en el último mundial de fútbol) en vez de trabajar individualmente.

                        CONTRATO COLOMBIANO DE APRENDIZAJE

Insistimos en el contrato de aprendizaje colombiano, buscarlo con ese nombre en Google, y quedarán atónitos. Allá, en medio de tanta balacera y narcotráfico, han encontrado una salida jurídica interesante y sensata para educar a la juventud, por medio de dicha ley muy original que está vigente hace poco más de un lustro.

En pocas palabras, por dos años, jóvenes entre 16 y 25 años pueden ser contratados por empleadores privados, sin relación de dependencia ni aportes jubilatorios. El objetivo es el contrato de aprendizaje. Donde hay dos partes: el empleado-alumno cobra de su empleador, a cambio de que éste le enseñe a trabajar en su empresa, hasta un máximo de dos años. Puede terminar en cualquier momento si el patrón lo desea, creo sin indemnización alguna para el alumno-aprendiz.

Se calcula que dos años es un tiempo más que suficiente para que alguien que tiene entre 16 y 25 años de edad, aprenda un oficio o trabajo suficiente para permitirle ganarse la vida, y al mismo tiempo seguir evolucionando y aprendiendo otras tareas más complejas, y de tal forma llegar a labrarse su propio destino trabajando y no en la delincuencia o la droga.

La idea parece sensata. Ignoramos datos de resultados, pero si el contrato existe y está vigente en un país donde el salvajismo supera al nuestro, cabe pensar que tuvieron que enfrentarse con la realidad y olvidar el “realismo mágico”, al menos para que la gente humilde tenga salida laboral, y al mismo tiempo reciba dinero del empleador.

                                         EL ¿DRAMA? ARGENTINO

Hasta hoy pudo subsistir el folclore justicialista en Argentina debido a que tenemos una relación entre comida y cantidad de población mucho mejor  que la gran mayoría de los países del globo.  Es por razones muy raras que alguien se muera de hambre en Argentina, aunque el hambre sea mentirosamente aprovechada por demasiada gente.

El mejor antídoto contra el hambre es el Trabajo. Los curas nos hacen creer que hay que prender velas a distintos santos y parroquias, los Gobernantes nos dicen que luchan contra los bandidos que contratan personal en negro, y nosotros creemos que los bandidos son los que ponen impedimentos a la libertad de trabajar, porque este es el primero de todos los Derechos Humanos. Hoy, el Sindicalismo es el violador serial del Derecho Humano a trabajar, el primero, y el Gobierno que lo consiente, es su aliado.

Se equivoca Cristina con su plañidera defensa de los derechos humanos, porque hoy los militares no existen, sino que el enemigo es otro, está adentro, y se llama sindicalismo corrupto. Que debe ser democratizado, para que los trabajadores opten si quieren ser representados y pagar contribuciones, o si prefieren no hacerlo, o si eligen trabajar como empleados libres, sin aportes jubilatorios ni sindicales.

                                     LEYES LABORALES PROVINCIALES

Reiteramos que cada provincia debe tener sus propias leyes laborales, para alentar que aparezcan nuevos empleadores en sus territorios. Las municipalidades importantes podrían hacer lo mismo, comenzando por la de Buenos Aires, y obviamente, Córdoba, Rosario, Mendoza, La Plata…etc.

La cantidad de trabajo libre que podría incorporarse a la producción es enorme, si tan solo los des gobernantes nuestros aprendieran a respetar el trabajo libre y en negro, como una autodefensa de la sociedad frente al Dirigismo equivocado, donde se gobierna para el Gobierno, y no para la gente en general.

PARIS CLUB DEBT

29 julio, 2010
By Alberto Messer and Matthew Cowley, (The Wall Street Journal.com)

July 28, 2010

BUENOS AIRES –Argentina’s government won’t tap the central bank’s foreign exchange reserves to pay off some $7.5 billion in debts owed to governments in the developed world, Economy Minister Amado Boudou said Wednesday.

In March, the government controversially borrowed $6.6 billion from the central bank’s $50 billion reserves to pay down money owed to private-sector investors as well as to multilateral agencies such as the World Bank. Opposition politicians criticized the measure at the time, saying the government didn’t secure the proper Congressional authorization to be able to use the reserves.

There has been speculation that the government might adopt the same approach to pay down the debts owed to the developed world countries, which are grouped together in the Paris Club of creditor nations. Settling those debts could reopen Argentina’s access to funding from government export credit agencies, which has been blocked off since Argentina defaulted during an economic collapse in 2001 and 2002.

Asked by reporters, Boudou ruled out the use of central bank reserves, and also said the government is in no hurry to resolve the Paris Club debts. It will be done when it’s “convenient” for Argentina, he said.

The Argentine government can make a one-off payment to the Paris Club to settle the debts, or it can ask to reschedule payments. Paris Club rules, however, stipulate that before debts can be rescheduled, the borrower must secure a loan program with the International Monetary Fund, a requirement that is anathema to the administration of President Cristina Fernandez, which blames the IMF’s policies for contributing to the economic crisis earlier this decade.

Boudou also said that the government would seek to sell a bond in international capital markets when it’s convenient. There has been growing speculation about such a move given the recent decline in global borrowing rates. The government has said that it will only turn to the market once its interest rate falls below 10%, which, although high by regional standards, would be low for Argentina.

FROM SUE

28 julio, 2010

IN LATIN AMERICA, A HARBINGER OF WOMEN’S RIGHTS — Op Ed NYtimes

miércoles, 28 de julio de 2010, 16:27
De:
“SUE LITTLETON” <mujermaiz@yahoo.com>

Ver detalles del contacto

Para:
“German rafael” <grafpi1@yahoo.com.ar>, “Gaston Alejandro” <gsaintmartin@hotmail.com>
Sue

WE CAN POST THIS, GENTLEMEN.
 
With a historic vote this month allowing gay couples to marry and adopt children, Argentina joined a vanguard of nations – nine, to be precise – granting gays and lesbians these rights. It’s a stunning development on a continent where not long ago such a bold measure would have been unthinkable.
 
Only the legalization of abortion anywhere in Latin America would be more momentous.
 
Incredibly, in this day and age, abortion is legal in only one nation in Latin America, Cuba. Five countries – Chile, El Salvador, Honduras, Nicaragua and the Dominican Republic – ban it under all circumstances, even when the mother’s life is in danger. A law making abortion legal in Mexico City is under attack by the Roman Catholic Church. But abortion is not the only women’s rights issue in Latin America. Although many governments in the region describe themselves as progressive, the daily lives of millions of women in Latin America remain mired in poverty, male dominance and discrimination because of lax enforcement of social reforms and legal measures.
 
Still, Argentina’s vote to allow same-sex weddings is nothing short of a social revolution, a possible sign that perhaps the campaign for women’s rights cannot be too far behind.
 
Argentina’s recent turbulent past and brutal oppression and persecution of gays and lesbians hardly foreshadowed the Patagonian nation’s new global status as a champion for them. Decades ago during the “dirty war,” a state-sponsored campaign of terror against leftists after the coup of March 1976, gay bars in Buenos Aires were closed, and more than a thousand gay men were persecuted, arrested, kidnapped, tortured and killed. The stories of the hundreds of thousands of “disappeared” – gays and straights – haunt the country even today.
 
Outside cosmopolitan Buenos Aires, this is a region where homosexuality is still taboo, generally seen as a mortal sin, an abomination, a cruel joke and an accepted reason for social ostracism. It’s a region where slurs for gays and lesbians are among the most hate-filled words you can say about a man or woman, and where boys with what are perceived to be effeminate mannerisms are condemned to mocking and isolation.
 
Against that background, the advance of gays in Argentina may be seen as paving the way for other formerly politically repressive nations, like neighboring Chile.
 
For now, alone with Canada in the Americas, Argentina has joined a handful of European nations, including Spain, Portugal, Belgium and the Netherlands. It’s notable that three heavily Roman Catholic countries – Argentina, Spain and Portugal – defied religion and social tradition to take on this discomfiting and contentious issue, seen by some in the West as the human rights battle of our times.
 
The Argentine law has notable distinctions: it passed by a narrow margin and, as of now, applies to Argentine citizens only. Foreign gays and lesbians planning their weddings in Argentina are out of luck. More significant, the law overcame bitter opposition from the Roman Catholic, Mormon and evangelical churches, to which the majority of the population belong.
 
It is uncertain whether other nations in the hemisphere will follow suit. Even Brazil, known for its tolerance of different lifestyles, is reluctant. President Luiz Inácio Lula da Silva of Brazil supports the legalization of civil unions, but legislative measures have failed to pass.
 
Mexico City was until now the first jurisdiction in Latin America to allow gays and lesbians to marry and adopt children, a law adopted in December 2009. Though many activists there celebrated, few people believe that the city’s liberal tendencies will spread to the more traditional states of overwhelmingly Catholic Mexico.
 
In Chile, the government plans to propose limited civil unions but has no plans to go further. Uruguay and Colombia have civil unions, but gay marriage is not on the table. The majority of Central American countries are dead set against gay rights, except possibly for Costa Rica, which is considering some sort of civil guarantees.
 
Most interesting, perhaps, is Cuba. As books and films have recorded, gays and lesbians were viciously persecuted in the first decades of the Castro revolution. Mass arrests, imprisonment in work and re-education camps, job discrimination, murders and deportations were common in the 1960s, ’70s and ’80s.
 
Yet today, gays and lesbians can march and speak openly, thanks in large part to the daughter of President Raúl Castro, Mariela Castro, 47, head of Cuba’s National Center for Sexual Education. She has been an aggressive supporter of rights for gays, lesbians, bisexuals and the transgendered.
 
“For me, sexual identity and orientation is a human right,” she told the German magazine Der Spiegel in an interview this month. She and other activists, with the tacit backing of her father’s government, have softened attitudes toward gays. Ms. Castro recently offered up a bill to legalize gay partnerships. She had her father’s support, she said. But she withdrew the proposal under fire from the Catholic Church and some government bodies.
 
In the United States, voters in California and other states have banned same-sex marriages. Only the District of Columbia and five states, four of them in New England (the fifth is Iowa), have legalized gay marriages.
 
With that in mind, Evan Wolfson, the executive director of Freedom to Marry, a gay lobby, said, “Key to the vote in Argentina’s human rights achievement was strong leadership from legislators and the president. It is time we see more of our own elected officials standing up for the Constitution and all families here in the United States. America should lead, not lag, when it comes to treating everyone equally under the law.”
 
President Barack Obama has moved to lift the military’s “don’t ask, don’t tell” policy, which has driven thousands of gays and lesbians from the armed forces. The president has enlisted the support of the top brass, and it does seem likely that eventually the military will end the discriminatory policy.
 
While same-sex marriage is one of the hottest issues of the U.S. culture wars, the president and the overwhelming majority of politicians step gingerly around it. Some, like the president, support civil unions but not gay marriage. Though some surveys show that a thin majority of people in the United States support same-sex marriage, the issue – like abortion – ignites deep passions and, like abortion, will eventually land in the U.S. Supreme Court.
 
For this summer, U.S. gays and their supporters take comfort in “The Kids Are All Right,” the first Hollywood mainstream movie to portray a lesbian couple with kids – a modern American family.
 
 

DESCONFIANZA ENTRE POLÍTICOS

28 julio, 2010

Cuando la oposición no cree al Gobierno, ni viceversa tampoco, y en la oposición se sospechan entre ellos de estar vendiendo los votos senatoriales, queda claro que la situación institucional está confusa.

 El sistema tripartito de Poderes no alcanza, de hecho son  más de tres,  porque cabe  incluir  a otras invenciones jurídicas tipo el Banco Central, el Ministerio Público, el Ministerio de Economía, la AFIP y además una serie de Bancos Oficiales que operan con casi total discreción, por ser cajas de los gobiernos Nacional, Provinciales y Municipales. Y tampoco es el caso de que la administración se paralice, sino que se sospecha que desde el Gobierno son demasiado rápidos para eludir la constitución, las leyes y la separación de poderes, y los Jueces, comenzando por la Corte Suprema, no son independientes, sino que depende de quienes los designaron en el supremo Tribunal.

Así, la seguridad jurídica es risible. Volvemos a la peor de las épocas,  donde los Presidentes defendían a sus ministros de ataques sobre su honestidad, sobre la base de que el asunto estaba en manos de la Justicia, y el Ejecutivo se lavaba las manos. Sabiendo que había nombres de Jueces  incluidos en una famosa servilleta, que garantizaban la preponderancia del Presidente sobre los otros dos poderes del Estado, y la impunidad de los bandidos.

                                ¿CÓMO SALIR DE ESTE ENTUERTO?

A mediano plazo, con las elecciones de 2011, la cosa se arreglará en teoría, porque si el Gobierno gana, se supondrá que han sido Estadistas los Kirchners. Y si el gobierno  pierde la Presidencia, la cosa se complica, y es posible que ocurran cosas raras, como cuando lo hicieron tomar el helicóptero a de la Rúa y apareció al final como Presidente de Argentina alguien no votado por el pueblo.  Y el pueblo llano seguiremos siendo los perjudicados por semejante caos futuro.

 Pero esto no arregla el problema de fondo. Los jueces del Supremo Tribunal no deberían seguir siendo sospechados de hacerse los distraídos cuando eso  conviene a la Presidencia de la Nación, tipo cuando  no se apeló el sobreseimiento del enriquecimiento ilícito de la familia K , por parte del Ministerio Público, cuyo Jefe el Procurador es viejo amigo.

Quedó demostrado:  nada avanza cuando se juntan los amigos del Poder para salvar al Amo, y que la Constitución es una mentira en manos de gente desconfiable u obsecuente.

La realidad indica que los radicales – alfonsinistas y delarruistas – fueron  poco respetuosos del orden jurídico, actuaron como los justicialistas, porque se peronizaron. En definitiva,   no tenemos seguridad jurídica,   los extranjeros países  lo saben, y  nosotros sabemos que ellos lo saben. Todos los discursos oficialistas  han sido intentos para ganar tiempo y engañar a los cándidos o desprevenidos votantes, porque ni sabemos cuánto debe Argentina ni conocemos con certeza los activos del Estado y del Banco Central, ni cuanto gastan los gobernantes y sus funcionarios, que mueven dinero en valijas sospechosas y en aviones particulares alquilados que no rinden cuentas ni son controlados por las aduanas.

Este grado de descomposición de la casta política es alarmante. Una forma difícil de que las cosas terminen bien para la gente. Si todos los políticos estan de acuerdo entre sí (en el fondo, aunque lo nieguen) para dominarnos a la mayoría, el pueblo, de República, ni hablar, de democracia menos. Republiqueta bananera sería un nombre más apropiado, y  vemos todavía existen demasiadas en este globalizado planeta.

                                LOS URUGUAYOS

Por suerte, los uruguayos nos van marcando de a poco la cancha, y no permiten que sigamos cortándoles sus puentes o intentando cobrarles peaje a los productores por cruzar hacia o a través de Argentina o hacer cruzar sus productos. Brasil es suficientemente fuerte como país   para que Argentina no se atreva  a perjudicarlos demasiado. Los gobernantes dirigistas respetan a los países mas poderosos (Brasil)  y desprecian a los mas debiles (nuestro queridísimo Uruguay) ,  es el triste caso de Argentina.

De donde surgiría que el orden institucional conjunto americano desde Alaska a Tierra del Fuego viene a ser la mejor seguridad del abandonado y esquilmado pueblo argentino, de que los desgobernantes nuestros dirigistas deberán desaparecer, ya que  gobiernos menos corruptos  serán  siendo exigidos en el futuro, porque las cosas perversas hoy  disgustan a gran parte de la población nuestra.

Veíamos cuando se difundieron los bienes conyugales en el divorció un ex jefe de Gabinete Duhaldista,  la forma fácil en que los políticos se convierten en propietarios de lujosísimos departamentos. No resisten muchos políticos una serie de fotografías sobre cómo fueron progresando en materia de viviendas y  mansiones o estancias, lo cual demuestra que Argentina no cambió demasiado en el bicentenario: los Amos progresan siempre, aunque el país parezca retroceder.

Como lo que cambió es la cantidad de gente desocupada y subocupada, que se arremolina en cuatro o cinco conurbanos,  donde cada vez hay menos seguridad y mayor criminalidad, nos estamos convirtiendo en un país peligroso, y esto no conviene a nadie, ni siquiera – casi –  a los narcotraficantes.

                                  ¿UN BLANQUEO DE LOS ROBOS?

 Los políticos suelen proponer un Pacto de la Moncloa para Argentina, sabiendo que es imposible, porque en España fueron distintas las circunstancias.

Allá el militarismo clerical triunfó, con Franco, mientras acá perdió, con Margaret Thatcher en Malvinas. De modo que en España el comunismo minoritario, a la muerte del caudillo, se vio obligado a aceptar a la mayoría de derecha, que detentaba las armas. El pacto de la Moncloa les fue impuesto a los españoles, porque España tenía que volver a ser aceptada como un país confiable, luego de tantas décadas de terror (en parte exagerado, Franco se regeneró bastante, pero en el contexto, había rechazo hacia el modelo de  España fascista por los países libres Europeos. Si los hispanos no hacían el cambio, seguirían afuera de la Comunidad, y eso era casi como ser africanos,  para España y Portugal (en 1975, cuando se quedaron sin el Caudillo). Ergo, la Moncloa fue un pacto que les convino a todos, opositores y triunfadores franquistas, para “entrar en la Europa seria” de entonces, la considerada democrática, con elecciones libres y sin el orden franquista anterior.

 Algo parecido a  Chile, en cuanto  a que su Ejército derrotó a la izquierda, y hoy nuevamente el derechismo tiene la presidencia, para poner orden en un país empobrecido por el desgobierno de Salvador Allende, como todos los izquierdismos populistas, a juzgar por los resultados.

Argentina no ha tenido enemigos peores que la propia casta gobernante desde 1930 hasta hoy. Es feo proponerlo, pero una amnistía general del dinero mal habido por sucesivos gobiernos, sería bienvenida por todos.  Veamos.

Todos los políticos sensatos importantes de los partidos políticos con chances saben que la mayoría de la población los cree ladrones, y han terminado por aceptarlo como algo necesario e inherente a la carrera política en la democracia primitiva que estamos intentando elaborar.

Un Pacto del Olvido (no de Olivos ni de la Moncloa) de estos robos, permitiría regularizar capitales gigantescos que están escondidos en sitios diversos del globo, o incluso dentro de nuestro país, en poder de testaferros. Si se hace, bastaría con cobrar una suma simbólica, tipo el uno por ciento del dinero blanqueado, para logra r dos cosas: a ) recaudar el Estado bastante dinero, y b) para comenzar nuevamente a trabajar desde cero, habiendo cada uno confesado y sido perdonado de sus estafas o defraudaciones. Porque los dineros que se roban desde los puestos estatales jamás vuelven. Pero si el país estuviese dispuesto a convertirse en algo serio, con seguridad jurídica, hay que comenzar por la base: explicar cada uno cuanto tiene, y dejarse de gastar plata en pleitos larguísimos que terminan en muchos casos por prescripción, el dinero no aparece, y los bandidos se ríen. Pero algunos peces gordos temen que venga un gobierno opositor y los apriete con información reservada.

Los blanqueos y los pactos sensatos  son para encarrillar a países descarriados, y es preciso que los gobernantes y sus amigos hoy legitimen su pasado  sucio, y lo hagan legalmente. Una moratoria que no viola los derechos humanos, y permitiría que los nuevos millonarios políticos puedan tranquilamente exhibir sus ganancias, que serán legales al aprobarse la moratoria y pagar el impuesto, y en una de esas de deciden a usar sus capitales para trabajar honestamente, convirtiéndose en empresarios  o simplemente en rentistas  propietarios de inmuebles y campos. Pero ya en blanco, todo a la vista, sin esconder nada.

Esto permitiría que todos se pongan de acuerdo en perdonarse todo. Son demasiado bandidos los integrantes de la corporación política, en el sentir de la gente de la calle, y quizás ellos mismos no se atreven a proponer su auto amnistía económica. Como no vemos que lo hayan hecho, lo hacemos nosotros, desde este modesto blog, sin haber sido jamás funcionarios públicos.

Insistimos: a la gente mayoritariamente no le importa que los gobernantes hayan robado, es  concepto aceptado sobre la función pública. Los contadores ganarían – más que el Estado-  preparando las moratorias, pero sería dinero bien gastado que reactivaría el trabajo honesto (aunque innecesario en países serios, como el que aspiramos tener cuando los políticos hagan el pacto de su propia salvación o auto amnistía dineraria.

El arrepentimiento, en circunstancias extremas, es conveniente. Hasta la Iglesia lo utiliza para zafar de acusaciones molestas, y nadie llorará demasiado si un ex o actual gobernador denuncia un patrimonio blanqueado de cien millones de dólares, porque al menos habrá pagado el uno por ciento y contribuido a pacificarnos.

¿BALANCES FALSOS DEL BANCO CENTRAL?

25 julio, 2010

En la medida que no exista división de Poderes, y que la Corte Suprema de Justicia nacional crea no debe intervenir de oficio en el escándalo que se viene produciendo sobre los balances del Banco Central, y las cuentas del Estado Argentino, vamos por mal camino.

Si los Jueces están sometidos al Ejecutivo, y la Corte Suprema les da el ejemplo con su silencio o no aceptando investigar cuentas, como sucedió cuando la provincia de San Luis inició una acción y fue rechazada, pareciera que debe “prima facie” confirmarse si nos están robando o engañando o existe algún otro motivo para que los fondos sean mal canalizados.

Parece que la Corte Suprema a su cuerpo de peritos contables no les tiene la confianza para pedirles un informe aunque mas no sea general, para ver si ella debe intervenir, cuando existen sospechas. Una forma en que podemos guiarnos es por lo que informan muchos economistas, expertos en auditorias contables, tipo Roberto Cachanosky, que en su www.economia para todos punto com del 25 de julio de 2010 (hoy) vuelve a explicar el mecanismo ¿astuto? Por el cual mas de tres personas se ponen de acuerdo para que impunemente los balances públicos se exhiban, y a la gente – nosotros – nos engañen, con la complicidad o la indiferencia de los Poderes del Estado (Ejecutivo y Judicial,  y parte del Legislativo). Siendo que el Banco Central es independiente, y el Ministerio Público en teoría también. 

Pero los indicios señalan que esta independencia no existe, que ambos hacen lo que se les ordena, y los hechos objetivos muestran que los procesos contra la gente del Gobierno no avanzan, tipo cuando no se apeló el tema judicial del enriquecimiento patrimonial de la familia reinante.

Pero lo del Balance del Central es mucho peor: está a la vista del mundo entero que entienda sobre números, que nuestras cuentas no son creíbles, o al menos, son altamente sospechosas.  Ya nos costó caro cuando Steve H. Hanke en marzo de 2002 denunció la estafa legalizada (copia obra en este blog) de Argentina con motivo de apropiarse el Estado de las reservas ajenas que respaldaban la convertibilidad.  El resultado fue que USA no nos otorga más créditos y por eso estamos intentando que el Fondo Monetario no cumpla con la obligación para Argentina y para él, de inspeccionar nuestras cuentas.

                                           ¿GANAN TIEMPO?

Pareciera como si ganar tiempo fuese la consigna, y no hacer nada hasta el día de las elecciones podría ser el objetivo. En vista de la experiencia, le creemos mucho más a Roberto Cachanosky que al Banco Central, que tiene formas y formas de hacer balances “creativos”, achicando pasivos o agrandando activos, para la gilada.

Suponemos que el Presidente del Senado está obligado a denunciar de oficio si tiene información de que se están falseando los balances, y quizás lo ha hecho, y no nos enteramos. O si cree que los balances son correctos, debiera respaldar al oficialismo. Pero hacerse el distraído no es lo correcto, porque en el Senado de la Nación, cuya presidencia es la tarea habitual del Ing. Cobos y para eso lo elegimos en la fórmula junto con Cristina, la responsabilidad es clara: las Provincias representadas por los Senadores en la Cámara Alta deben enterarse, y denunciar si hay incorrecciones, o traer a su recinto a las autoridades del Banco Central y obligarlas a que informen rápidamente.

No hacerlo implica que el Senado y su Presidente consienten algo sospechoso. Por desgracia para todos. En teoría, hasta  la Presidenta puede ignorarlo y la están engañando. Quizás hasta falten reservas, porque nadie contó uno por uno los dólares que dice ella están (esto el año pasado lo tratamos en el blog, cuando se dudaba sobre la existencia de dichas reservas).

Esto parece un proceso kafkiano. Todos saben (menos nosotros, porque tan solo sospechamos) que las cuentas de un Estado no pueden ser objeto de sospechas. Si el día de mañana se descubre que el dinero no estaba ¿Quién se hará cargo? Hasta hoy, la experiencia es que los Gobernantes no se hicieron responsables, los ministros de economía tampoco, y menos los Legisladores que consintieron poderes extraordinarios prohibidos, y balances no correctos ni fieles, aparentemente. Porque los errores son en contra del Estado y del Central, nunca a favor, tememos.

Puede terminar  encarcelado el señor Intendente Municipal porque la Justicia en el caso escuchas telefónicas actúa rápido. Y cuando es para investigar al Gobierno, sucede lo opuesto. E impunemente se sigan firmando balances falsos, mes a mes, o día a día, ante la mirada pasiva de los gobernantes. De ser delito, no es uno aislado. Es una sucesión ininterrumpida, que necesita de una banda o asociación ilícita para vendar tantos ojos en las distintas autoridades y cuerpos intervinientes.

Esto confirma que no somos ciudadanos, ni invitados siquiera al festín GRANDE de los  Gobernantes (a la gente nos invitaron a mirar los festejos del bicentenario, pero olfateamos de lejos, sin comerlo), y quienes  denuncian Y piden se investiguen estos supuestos (entendemos hay varios juicios en curso lento) nada consiguen, por el momento. ¿SERÁ JUSTICIA?

LA GLOBALIZACIÓN Y …por Ricardo Valenzuela

22 julio, 2010
La globalización y sus enemigos (quinta parte)

Cuando un gobierno trata de aliviar una depresión, la mejor estrategia es no intervenir y dejar que los mercados fluyan de forma natural. La acción más sensata que un gobierno debe asumir, es reducir y ajustar su presupuesto para dejar que la economía haga sus propios colados. Sin embargo, lo que se cocinaba era todo lo contrario.
 

Por Ricardo Valenzuela

Cuando un gobierno trata de aliviar una depresión, la mejor estrategia es no intervenir y dejar que los mercados fluyan de forma natural. Solamente sin intromisiones directas, con precios, salarios y negocios liquidándose se dan los ajustes requeridos. Elevar sueldos lo único que provocará es más desempleo, intervenir en los precios promueve acumulación de inventarios y luego la escasez. La acción más sensata que un gobierno debe asumir, es reducir y ajustar su presupuesto para dejar que la economía haga sus propios colados. Sin embargo, lo que se cocinaba era todo lo contrario.

Laissez Faire era algo archivado en los albores de la Gran Depresión de 1929. Sin embargo, en EE.UU. se había establecido un precedente durante la depresión en 1819 cuando la única intervención del gobierno sería facilitar el término de pagos de los deudores en la venta de su tierra. El presidente Van Buren en el pánico de 1837 había activado una estrategia de no intervención con grandes resultados. Pero en el siguiente reparo de la economía en 1920—1921, anunciando lo que unos años después arribaría, el gobierno intervenía pero se permitía una caída libre de los salarios y los gastos del gobierno e impuestos eran reducidos agresivamente, lo cual permitía esa depresión se redujera a sólo un año de duración.

Sin embargo, en esta segunda el activismo del gobierno sería un ingrediente que aportara todos elementos para agravarla. México recién había terminado una revolución que no solo le costara casi el 10% de su población, había destruido la poca riqueza creada en el siglo XIX. Al estallar la Gran Depresión, México era un país totalmente en ruinas y desprestigiado a nivel internacional. Ante los ojos del mundo se rebelaba algo que muy poca gente entendería, entre ellos, don Gilberto; La estrategia Hobbeliana de crear una grave situación provocando la emergencia de algún gran salvador. El Status Quo mundial la utilizaba de forma genial para recuperar el poder perdido en aquel ya lejano periodo de libertad que fuera el XIX y ello, le daría vida a tiranos, demagogos, modernos dictadores de todos gustos y sabores.

La Gran Depresión en México, al igual que en los EE.UU., se utilizaba para cerrar más la pinza del control estatal. El gobierno, totalmente controlado por Calles, aniquilaba la sociedad civil creando una serie de organizaciones totalmente dependientes del estado. El control de Calles era tal que, en las elecciones para gobernador de Sonora en 1930, imponía a su hijo Rodolfo quien, inclusive, no contaba con la edad constitucionalmente requerida puesto que solo tenía 30 años y el requisito era de 35. Hubo un intento de oposición de un grupo que pretendía lanzar a Juan de Dios Bojorquez, pero de inmediato fue ferozmente neutralizado.

El retoño del “jefe máximo”, le daría el país una muestra del nuevo nacionalismo que definiría las políticas de los nuevos gobiernos revolucionarios. Los chinos habían arribado a Sonora para trabajar en la instalación de las redes ferroviarias y habían permanecido en el estado en donde, a base de arduo trabajo, dominaban actividades como el comercio y algunas formas especiales de cultivos agrícolas. El cachorro de Calles iniciaba de inmediato una campaña que culminara con la expulsión de todos los chinos residentes del estado los que, después de meses de hostigamiento, extorsión y vejaciones, lo abandonaban al igual que sus negocios en uno de los capítulos más vergonzosos de nuestra historia.

Rodolfo Elías Calles representaba una segunda generación de revolucionarios que no habían participado en la lucha armada, pero iniciaban la toma del país portando una capirotada ideológica e intereses muy personales que los llevarían a fundamentar el estatismo, el mercantilismo, el nacionalismo, en un cuadro en el que surgían los nuevos empresarios estatistas. Estos herederos revolucionarios, de forma astuta aprovechaban “los cambios” estructurados para edificar grandes fortunas mediante la eliminación de competencia y el monopolio, vía concesiones, prácticamente en todas las actividades económicas del país que ahora controlaba el gobierno federal.

Calles, utilizando su marioneta en la presidencia, pasaría a implementar una segunda ronda de candados para lograr el control total del país. Iniciaba así lo que él mismo bautizó como el periodo “post revolucionario psicológico” mediante el cual, de forma agresiva se enfrentaba a la iglesia en esa lucha por la conciencia de los mexicanos y, en especial, las de jóvenes y niños puesto que, según él, deberían de pertenecer a la revolución. Mediante una reforma del artículo tercero de la constitución, se hacía de las armas para iniciar un movimiento ideológico sin precedentes consolidando la presencia del estado entre todas las clases y grupos de la sociedad mexicana.

De esa forma Calles definía la clase de país que él ambicionaba para los mexicanos. Violando uno de los principios liberales más importantes; la libertad de culto, arremetía contra la iglesia católica en una lucha que dividiría de forma sangrienta a los ya cansados ciudadanos. Su hijo Rodolfo, como gobernador de Sonora, era el ejemplo más claro de lo que sucedía a nivel nacional. Hacia finales de 1932, la mayoría de los templos habían sido clausurados y los sacerdotes operaban en la clandestinidad. Los estandartes religiosos y Guadalupanos fueron sustituidos por mantas de sindicatos y de los “bloques juveniles revolucionarios”, en manifestaciones en las que entonaban La Marsellesa y el himno del trabajo.

El 20 de Noviembre, día de la revolución, fue recordado como el nacimiento de una nueva patria laica y atea. Con los templos clausurados, el gobierno estaba convencido de que el toque de las campanas solo se escucharía para que niños y adultos acudieran a escuchar las doctrinas socialistas de la nueva enseñanza. En esos momentos se dibujaba el futuro del país cuando, de acuerdo con los promotores de esa enseñanza socialista, el estado debía proyectarse hasta la escuela para que los enemigos de la revolución no recuperaran los privilegios. El estado establecía el monopolio de la educación modificando al artículo 30 de la constitución, para que toda la educación fuera impartida “directamente por el estado” rescatando la “doctrina socialista”.

Las cartas de mi tío a mi padre identificaban esta estrategia como la peor agresión en contra de la libertad y el futuro del pueblo de México. Calles, afirmaba don Gilberto, iniciaba ahora la revolución silenciosa para controlar las mentes de los mexicanos del futuro. El capital más valioso de un país, el capital humano, se aprisionaba y se estacionaba para permanecer completamente improductivo durante las siguientes décadas. Pero más grave, se iniciaba el moldeo de un mexicano sumiso, dependiente, sin una sana ambición creando la cultura de la mediocridad.

RESERVAS MORALES SOCIALES

21 julio, 2010

A raíz de la nota difundida por www.labotellaalmar.com ayer,  notamos la diferencia  que existe entre  legislar para el aborto  o hacerlo para   incluir al matrimonio gay.

Pues éste  último suma, hace feliz a más gente,  antes excluida, y eso parece positivo. A los que se oponen no les cambia su vida, por fanáticos que sean, el que otros encuentren el amor en forma legal (oponernos nos haría sentir como el perro del hortelano). Los fanáticos nos disgustan  en un campo donde la libertad debe prevalecer.

El aborto es algo diferente, incluso atenta directamente contra la propia madre la extirpación del hijo, como si fuese un tumor maligno. Supongo somos los humanos los únicos animales capaces de semejante violación al orden natural,  incluso sabiendo que muchos  devoran a sus propios hijos generalmente por hambre. Hemos oído que el aborto trae tristes secuelas mentales a la madre.

Sospechamos que el instinto (eso animal que tenemos dentro, incluso los humanos) hace que la hembra se resista al aborto. Y que muchas veces sea el macho el que insiste. O quizás suceda lo contrario. Pero lo que importa es que la sociedad cuenta con reservas morales, de orden natural, que deben haber aparecido mucho antes que se inventaran las actuales religiones.

El infierno puede existir o no en este mundo, y suponemos una madre normalmente no aborta, porque se sentiría aquí y ahora si lo intentara. Lo cual permite suponer que esta ley tiende a legalizar una situación que existía, pero que por razones de hipocresía se negaba. Y obligaba a abortar en condiciones sanitarias precarias o inexistentes, lo cual provocaba muerte a veces a ambas partes, hijo y madre.

Debe ser terrible para una Presidenta tener que dar el visto bueno (promulgar) una ley que legaliza un aborto o reglamentarlo. No puedo imaginar, obviamente,   sus sentimientos, no siendo mujer. Ha tenido que evaluar la situación en base a información clara, y tomar la decisión de  vetar o no semejante  ley. El código penal en determinadas condiciones, llegaba a aceptar el aborto. Especialmente cuando peligraba la vida de la madre, u otras razones excepcionales.

Esto es un retroceso en la historia humana, objetivamente vista, en cuanto a que el aborto en teoría no debería existir. Los médicos están para ayudar la vida, salvo cuando tienen que elegir entre la madre y el hijo por nacer.

Es bueno que la conciencia social se ocupe de debatir el tema, incluso después de esta nueva situación frente al aborto, porque no está dicha la última palabra. Los humanos no podemos apartarnos del orden natural, en teoría, pero en la práctica lo hemos hecho en este caso.

Los que tenemos hijos, agradecemos que nacieron. Hay familias, incluso de las nuevas que se casen con la legislación de gays y lesbianas, que quieren hijos para adoptar, y el “mercado” demuestra que son más que los  disponibles para ser adoptados.

                                    ¿HAY UNA SOLUCIÓN?

Si la sociedad evolucionara para aceptar como natural que nazcan los hijos, en vez de rasgarse las vestiduras y preferir abortar por razones sociales o falta de fondos, podría organizarse un banco de datos que ponga en contacto a recién embarazadas que prefieran entregar a sus hijos en adopción, en vez de abortar. Con esto, se salvarían vidas.

Es posible que semejante cambio haga que algunas madres se conviertan en alquiladoras de vientres y cobren por su tarea, y hasta lo conviertan en un medio de vida. Para no rasgarnos las vestiduras, preferimos correr ese riesgo la sociedad nuestra,  a cambio de salvar  vidas de quienes de otra forma no llegaría a nacer.

Como en todo proceso de cambio, quienes apostamos a la vida (que supongo somos todos, porque no podemos creer que las madres que abortan están en el fondo de su corazón y su vientre orgullosas) tenemos que inspirarnos para que todo sea para bien. Para la Iglesia ha sido hasta ahora relativamente fácil condenar a los abortos, pero aquí es diferente que con los matrimonios gays y lesbianas, donde no tiene incumbencia el clero, por ser ley civil.

Quizás Jesucristo hubiera decidido abrir un registro en el cual la madre a abortar encuentre apoyo, y pueda encontrar la solución a su terrible dilema, e incluso, conseguir a quien quiera hacerse cargo del niño por nacer. Para impedir el aborto, obviamente.

Ante el hecho consumado de que el aborto existía y era peligroso y que una nueva ley civil lo desalienta menos, ha llegado el momento de que los religiosos de todas las creencias y las ONG  se ocupen de buscar la forma de alentar que los chicos nazcan en vez de ser abortados. Levantar el pulgar en vez de bajarlo es posible, los milagros existen, y en el fondo ¿Alguien quiere realmente que las mujeres aborten? ¿No hay acaso largas filas de futuros madres y padres esperando chicos para adoptarlos?

Nuestro modesto blog contribuiría a difundir propuestas en este sentido.

FEDERALIZARNOS Y CONFEDERARNOS

21 julio, 2010

En el plano interno, debemos federalizarnos, es decir, asumir cada Provincia que es un cuasi país, al estilo los Estados Norteamericanos, y que cada una debe legislar lo que más conviene a quienes habitan su territorio. Partiendo de que ya tienen todas en común los cuatro códigos de fondo (Civil, Penal, Comercial y de la Minería), basta con respetarlos y crear nuevas leyes que alienten las empresas nuevas y el emplear gente sin temor de los patrones a quedar atrapados en garras del incapaz sistema corrupto sindicalista que nos arruinó – por fascista y equivocado – la cultura del trabajo en los últimos sesenta años, circa.

En el plano externo, confederarnos, con los países hermanos de América del Sur, pero en forma seria. No como lo hacemos, cuando violamos nuestros convenios con Uruguay y les cortamos los puentes por motivos de política interna apoyada por el equivocado Néstor. Ni tampoco cuando se hacen los izquierdosos para ganar votos, siendo que los modelos cubano y venezolano no constituyen objetivos o metas dignas de admiración, para nadie, a juzgar por los resultados, que terminan siendo desastrosos, parecidos al peronismo nacionalista equivocado que el viejo Perón no pudo corregir en su retorno a la Presidencia, porque su propio tiempo había terminado y estaba demasiado viejo para desandar los errores que su demagogia implantó.

UNASUR sería un proyecto de confederación, todavía en duda y a prueba, porque hay países con diferencias demasiado opuestas, al menos en el mensaje que mandan algunos Presidentes, que parecen incompatibles con una futura confederación. Paso previo a la creación de los Estados Unidos de Sud América, cual la globalización irá demandando.

A los hispanos les pasa algo parecido: los catalanes tienen grupos segregacionistas, los vascos también y deben apuntalar la unidad interna por un lado, y al mismo tiempo apuntalar la confederación, que es la Comunidad Europea que no ha logrado conformar un solo gran país que detente la soberanía de todos sus miembros, en temas fundamentales, como sí lo logró doscientos y pico años atrás la exitosa Unión de los trece Estados norteamericanos, que ascendieron a cincuenta al día de hoy.

La globalización nos marca esta necesidad. China tiene una cultura del trabajo hoy que supera a las demás, en el sentido de que todos trabajan y encuentran la felicidad (o no) en ello, pero igual deben hacerlo porque de lo contrario saben que no comerían.

El peronismo y la Iglesia siguen con la teoría de repartir y la justicia social, pero si no cambiamos ahora y adoptamos el método más parecido al de lso chinos, nos pasarán los otros países o comunidades o supra naciones por encima, y luego nuestros descendientes llorarán porque nuestra generación fue, al igual que las dos anteriores, derrotadas por el miedo a Trabajar, que fue considerado un estigma – a pesar de que Perón decía lo contrario – por los discípulos justicialistas, que advirtieron que pregonar el no trabajar, el holgar y el quitar dineros del empleador y del Estado asegura votos a los más prometedores candidatos electorales, que con ese mecanismo de ofrecer redistribuir riqueza asumen el  Poder, tanto aquí como en España y otros lugares atrasados por el fascismo corrupto durante demasiadas décadas.

Esta es una de las típicas charlas que no deben ser escritas en países serios. Pero que nacen como reacción a un email que nos pregunta: ¿por qué la gente no se junta políticamente  y termina con estos payasos?

Lo triste fue nuestra respuesta:  nuestros payasos son mucho menos payasos que los anteriores que nos gobernaron, y al menos éstos no torturan, no matan, ni necesitan hacer golpes de estado para conseguir la presidencia, como sucedió en el 2001. Y por ende, son menos desgobernantes que los otros. Ignoramos si este  gobierno es más corrupto que sus eventuales futuros opositores, o que sus antecesores,  pero en la medida que perdure, tendrá mayor tiempo para robar. O para corregir el curso.  Porque los gobiernos corruptos  roban todo lo que pueden, no dejan nada, cual  los ladrones de bancos si tienen tiempo.

Por otro lado, si perduran porque son reelectos, cabe suponer que fue porque gobiernan mejor que el resto. O que los opositores carecen de propuestas o han sido demasiado bandidos, como sucede a la U.C.R. y a todas sus distintas subdivisiones provenientes del estallido alfonsinista, que ha terminado aparentemente al radicalismo como partido viable a nivel nacional. A menos que los actuales gobernantes cometan muy graves errores hasta octubre de 2011, cosa improbable al día de hoy, y en vista de la pobreza opositora.